El inglés: un aliado también para optimizar el posicionamiento web

Internet es sin duda una aliada única y efectiva a la hora de ampliar la venta de cualquier producto o servicio. En el caso de las pequeñas empresas o pymes, las posibilidades de ampliar la llegada de un negocio o local a través de la red de redes es todavía más importante.

Y más, dada su esencia, la red no solo permite insertar una mercadería en el plano local, sino también la oportunidad de extender las ventas fuera de las fronteras.

 

El conocimiento de la lengua inglesa es una vez más, como en otras áreas, un arma muy poderosa para potenciar, en este caso, los beneficios de la web.

Lograr una buena ubicación en el listado de apariciones de las diferentes búsquedas en internet coloca al producto o servicio en la principal vidriera para atraer clientes. A pesar de que muchos profesionales y agencias de marketing digital como Imactions son verdaderos expertos en lo que a Search Engine Optimization (SEO) y Search Engine Marketing (SEM) se refiere, no todos tienen además la misma experiencia y agilidad a la hora de posicionar ese contenido en otros idiomas, que no son el español.
Este es un punto de vital importancia en épocas en que la posibilidad de enviar mercaderías a otros países se vuelve una realidad cada vez más tangible para los negocios.

Sin embargo, no pocas veces muchos profesionales y negocios que invierten en el posicionamiento SEO en Google o cualquier otro buscador, y aspiran a colocar su ofertas en otros países, no tienen en cuenta este aspecto básico para mejorar y optimizar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores.

Todos los buscadores de internet poseen un área en la que se listan los resultados orgánicos (SEO), que son gratis y los resultados pagos, con herramientas como Adwords o Microsoft Ad Center (SEM).
Este funcionamiento es universal, pero es importante diferenciar los contenidos en uno u otra idioma. Y en este aspecto, el inglés es por excelencia la lengua que atraerá a los compradores internacionales. Una vez más contar y poner en funcionamiento los conocimientos del idioma po excelencia para los negocios es un deber y condición para el éxito de la oferta de productos y servicios en otros países.

Quizá una de las facetas más relevantes en el posicionamiento internacional a través del SEM o SEO, es la manera en la que se etiqueta contenidos de las páginas con versiones multilingües y para múltiples países. Es imprescindible conocer las particularidades que permitan posicionar las búsquedas que se realizan desde uno u otro país. Y Google es un muy buen ejemplo, ya que suele presentar más del 80 por ciento de las búsquedas en la gran mayoría de los países.

Actualmente, el funcionamiento de este buscador, a través de las herramientas, permite crear diferentes versiones del mismo producto en url distintas, según se trate de uno u otro país, en el mismo idioma, sin necesidad de realizar cambios sustantivos en los textos o fotos; y sin que Google penalice al sitio por presentar contenido duplicado.

De esta manera es posible lograr una buena ubicación en cada país y optimizar esfuerzos en el armado de las páginas online; por ejemplo, si se trata de un sitio de comercio electrónico, es posible cargar los mismos productos en un mismo idioma, pero diferenciar algunas particularidades según el país desde el cual se realiza la búsqueda.

Mundo empresarial: ¿Por qué es tan importante saber inglés?

Resulta suficiente repasar con la mirada el listado de países que aparece en el sector derecho de esta entrada en Wikipedia para comprender cuán relevante es el idioma inglés en todo el mundo. Conocer este idioma a fondo abre múltiples oportunidades a estudiantes y también lo hace en el mundo de los negocios. En rigor, a la hora de sumar personal la gran mayoría de las empresas busca trabajadores que manejen el inglés, solicitando haber pasado por exámenes como TOEFL, IELTS o FIRST, según el caso.

De acuerdo al sitio Universia, el inglés es el lenguaje que más se elije para estudiar como segunda lengua y, para más, es el idioma que domina en las reuniones de negocios. “No estoy dispuesto a perder la oportunidad de colocar mis productos en otros mercados más allá de los regionales, por el hecho de no manejar el inglés”, nos cuenta el dueño de una fábrica de alimentos congelados que logró vender pizzas y empanadas desde Argentina en mercados como el de Estados Unidos y Canadá. “Comencé entablando reuniones vía Skype en las cuales hablaba con algunas trabas el inglés. Pero pronto comprendí que si quería hacer que mi negocio de alimentos crezca en el mundo debía manejar el inglés con soltura”, explica.

Y lejos de lo que muchos creen, aprender inglés no debe ser un asunto tedioso. De hecho, este idioma cuenta con la ventaja de ser aquel que se habla en la mayoría de las películas, series y canciones de éxito. ¿Has pensado alguna vez que el entretenimiento puede ser una buena forma de complementar aquello que se aprende en cursos y academias? Marina Bolati viaja habitualmente a Estados Unidos para conocer más acerca del rubro de su negocio, el de la indumentaria. Confiesa que su poco manejo del inglés fue una verdadera traba en los primeros viajes y que luego comenzó a estudiar para suplir esta carencia. “Cuando me decidí a estudiar inglés mi negocio creció exponencialmente. El trato con proveedores y clientes internacionales le dio un nuevo aire a mi negocio de venta de ropa. Es una pena haber perdido tanto tiempo, pero agradezco estar aprovechando el presente”, confiesa Marina.

Ocurre que esta aptitud es “multi-rubro”. El caso de Marina y su tienda de ropa, y el crecimiento de la fábrica de alimentos, dan cuenta, cada uno de a su modo, de cuán relevante es manejar el inglés a la hora de hacer negocios. La lógica se maximiza notablemente en los tiempos digitales. El dueño del mencionado emprendimiento gastronómico nos cuenta que comenzó a promocionar sus empanadas y pizzas congeladas a través de perfiles en redes sociales como Facebook e Instagram y que al poco tiempo comenzaron a llegar consultas, ¡en inglés! “Al comienzo no sabía cómo responderles y tenía que pedir ayuda a un amigo para poder hacerlo. Ocurre que el traductor automático de Google es efectivo, pero no siempre es fiable”, nos cuenta.

Las opciones para estudiar inglés son muchas. Además de los clásicos cursos presenciales son cada vez más usuales las modalidades online, y también los grupos de conversación. Es importante también que si se desea rendir algún examen como TOEFL, IELTS o FIRST, el interesado reciba la necesaria capacitación previa. A fin de cuentas, si la idea es que tu negocio crezca, el inglés puede ser un excelente aliado, un verdadero trampolín.

Otra salida laboral para los que saben inglés: empresas de entregas courier

De más está decir que los que saben inglés tienen una amplia ventaja en el mercado laboral, independientemente del rubro en cuestión. Esta importancia, sin embargo, continúa acentuándose a medida que el tiempo transcurre y se van abriendo nuevos nichos de trabajo que demandan el dominio del idioma inglés como requisito indispensable.

En este sentido, y sobre todo luego de la apertura en término de importaciones y compras en el exterior, las empresas de paquetería, mensajería y envíos internacionales se han convertido en una gran opción de salida laboral para los que saben inglés.

El sistema de entrega courier se caracteriza por ofrecer un servicio de acuerdo a los tiempos que corren; es decir, son diferentes del correo tradicional. Esto significa que ofrecen a sus clientes una mayor seguridad, velocidad de entrega, seguimiento personalizado y monitoreo de todos los envíos; motivo por el cual también nos propone un terreno muy interesante para insertarse en materia laboral.

Si algo caracteriza al courier es el trato personalizado y la logística. En este sentido, estas empresas solo contratan a personas que saben inglés; habida cuenta de que la mayoría de los servicios de atención al cliente demandan esos conocimientos, en particular cuando se trata de envíos realizados desde el exterior del país hacia la Argentina.

Si tenemos pensado postularnos para operar en el sector de atención al cliente de cualquier empresa de correo express, el cual puede realizarse tanto por vía telefónica como por correo electrónico, el inglés es un requisito indispensable para calificar para el puesto.

Recordemos que las empresas de envíos internacionales son muy exigentes a la hora de contratar nuevo personal, como ejemplo podemos mencionar a https://www.ibcinc.com.ar/. No solo debido a que sus encomiendas son realmente costosas, sino porque una mala atención o un servicio defectuoso rápidamente pueden viralizarse, dañando la imagen empresarial.

Por este motivo, suelen exigir los más altos estándares de calidad en el manejo del inglés. Esto también se aplica para una larga lista de servicios de entrega express, desde los populares puerta a puerta a los servicios de paquetería internacional.

Lo más importante es que, desde Argentina, esta puede ser una excelente opción de salida laboral para muchas personas que conocen y dominan el inglés. Desde luego, no todo se relaciona con la atención al cliente, sino también con la gestión de datos, tareas administrativas, entre otras áreas importantes. Buena parte de estas empresas poseen su casa matriz en el extranjero, cuando no al menos una sucursal, motivo por el cual suelen ser bastante estrictas en cuanto a sus requisitos básicos para poder establecerse en su staff de trabajo.

Desde marzo de 2016, los argentinos han recuperado la posibilidad de realizar compras en el exterior a través de internet de manera mucho menos burocrática. Como es lógico, el volumen de compras se ha incrementado notablemente, y con él la necesidad de las empresas de envíos internacionales de cubrir esa gran demanda. Para eso han empezado a contratar a nuevos profesionales en diferentes sectores; no obstante, en ninguno de ellos se prescinde del inglés como requisito laboral insustituible.

El inglés y su aplicación en el soporte técnico para empresas

En los tiempos que corren son muy escasos los oficios en los cuales no es indispensable tener un manejo fluido del idioma inglés. De hecho, podemos pensar que este tipo de conocimientos son un requisito ineludible para obtener un buen puesto de trabajo, por ejemplo, en el terreno de la tecnología y la informática.

images

Pensemos específicamente en carreras en franco crecimiento en términos de demanda, por ejemplo, los servicios de soporte técnico para empresas; dentro del cual se inscriben asuntos tales como el mantenimiento de equipos, de redes y servidores, soluciones informáticas, seguridad, etc. En este contexto, saber inglés es un punto decisivo para posicionarse dentro de este sector marcadamente competitivo.

La gran mayoría de las empresas, incluso si hablamos de PYMES, se encargan de tercerizar sus áreas dedicadas al soporte técnico, con lo cual los requerimientos en relación a la capacitación de quienes se encargarán de trabajar en el sector son notablemente elevados. No es ninguna novedad si decimos que la única manera de obtener los niveles de actualización óptimos para estar al día con la tecnología es sabiendo inglés.

El avance de la informática implica el mismo nivel de avance en todo lo que tiene que ver con el soporte técnico. La gran mayoría de los trabajos y papers al respecto son publicados primero en inglés; lo mismo que las especificaciones emitidas por las grandes empresas a propósito del lanzamiento de sus nuevos productos. Si uno desea dedicarse seriamente a este sector es imposible evadir la necesidad de aprender inglés para estar informado de todo lo que ocurre a nivel mundial con los equipos sobre los que luego se deberá trabajar.

Las empresas de tecnología e informática que se dedican a proveer de cobertura y soporte técnico para otras compañías exigen que sus empleados sepan inglés. Esto es un punto excluyente y sin posibilidad de negociación o de compensación con otras habilidades. La razón es muy simple: al saber inglés se puede absorber de manera más rápida y eficiente toda la nueva información sobre el sector, por ejemplo, en cuestiones relacionadas a los nuevos equipos o actualizaciones.

En ciertas áreas de la tecnología el inglés puede ser algo más que un simple aliado, sino más bien en una forma segura de posicionarnos dentro del rubro. Por ejemplo, pensemos en los distintos servicios de soporte IT para empresas, básicamente un departamento que exige una multiplicidad de conocimientos, entre ellos, administración de sistemas operativos, armado y monitoreo de redes, asistencia remota, configuración y mantenimiento de servidores, etc.

Este tipo de servicios son cada vez más requeridos por las empresas; en especial debido a que muchas de ellas deciden delegar esa área sobre profesionales tercerizados. Esto implica, en principio, un motivo de crecimiento para muchas PYMES dedicadas a la tecnología; pero también una razón de peso para capacitarse en inglés, algo que sí o sí se necesitará para obtener una posición segura dentro de ese servicio de soporte técnico.

Por todas estas razones, si usted piensa incursionar en el ámbito del soporte técnico, insistimos, uno de los que cuentan con mejores proyecciones de crecimientos dentro de la informática; el saber inglés podría ayudarlo a que sus primeros pasos sean mucho más firmes y con mejores posibilidades de crecimiento de cara al futuro.

La importancia de saber inglés para trabajar en empresas informáticas

Son muy pocas las profesiones en las cuales saber inglés no se vuelve un requisito indispensable. Sin embargo, hay carreras que sí o sí demandan conocimientos concretos de esta lengua para aplicarla sobre distintos aspectos de la profesión. Una de ellas es la informática.

En este contexto podríamos decir que saber inglés para trabajar en empresas informáticas no sólo es importante, sino decisivo. Si bien existen desarrolladores en otros países del mundo, la gran mayoría de los grandes progresos tienen su origen en compañías cuyas casas madre se encuentran en los Estados Unidos, de modo que para estar al día con estos avances es imprescindible saber inglés.

ingles tecAhora bien, supongamos que pensamos dedicarnos a la reparación de notebook para empresas. A simple vista el inglés no parece ser un requisito tan importante, sin embargo, lo es. Para estar realmente actualizado en todo lo referente a software y hardware es necesario saber leer inglés.

Los modelos se suceden rápidamente, incluso los de alta gama, razón por la cual debemos poder familiarizarnos con su sistema lo más rápido posible; de otro modo estaríamos prestando un servicio obsoleto, que no puede ocuparse de los equipos más modernos por ausencia de conocimientos.

Lo mismo podríamos decir de cualquier departamento de una empresa informática, desde las que se ocupan del desarrollo de sus productos y aplicaciones a las que se encargan del sector de ventas. Buena parte de los proveedores, así como de los insumos, repuestos y manuales técnicos, demandan conocimientos de inglés.

Esto también se aplica a todos los aspectos relacionados al servicio técnico (ver esta web). Las compañías de informática que proveen este tipo de cobertura consideran excluyente saber inglés. Las razones de que esto sea así son muchas, pero por regla general se debe a que a través del inglés se puede acceder a la información sobre actualizaciones y mejoras de forma más rápida y eficiente, lo cual es una ventaja estratégica considerable.

Más allá de que en algunos sectores no sea realmente imprescindible, saber inglés en un mercado tan dinámico como el informático puede abrirnos muchas puertas de cara al futuro. Incluso si no necesitamos aplicar esos conocimientos de forma cotidiana, seguramente puede permitirnos acceder a una mejor posición dentro de la empresa si competimos con alguien que no sabe inglés.

Vale aclarar que son pocas las personas interesadas en la informática que no manejen al menos algunos rudimentos del inglés. Por esa razón es tan importante aumentar esos conocimientos sobre bases sólidas, académicas, que le permitan al profesional obtener un mayor grado de desarrollo personal. Todo aquello que pueda servir para ampliar nuestros horizontes es, en definitiva, una opción que no debemos dejar pasar por alto.

Actualmente existen distintas formas de aprender inglés. Algunas de ellas contemplan las necesidades de tal o cuál profesión. La informática es una de ellas, con terminología y códigos propios, es decir, singularidades que el autodidacta puede superar pero que de ninguna manera le servirán para conseguir o consolidarse en una empresa.

Capacitaciones para empresas en inglés

En la vida cotidiana de las organizaciones privadas, públicas y sociales, el crecimiento es uno de los ejes fundamentales para mantener actualizados los procesos y recursos en torno a los objetivos, metas y misión de la estructura organizacional. Este desarrollo que dibujamos como líneas ascendentes dentro de las presentaciones corporativas en torno a los objetivos alcanzados, es un logro que no depende de la empresa en sí misma, sino de los recursos que la componen, especialmente de los recursos humanos.

Las capacitaciones se tornan una herramienta básica para mantener el grado de motivación y capacidad de ejecución y planeamiento de nuestra organización, en cualquier campo o área de trabajo la posibilidad de aprender y reforzar lo que sabemos nos otorga seguridad, confianza y dinamismo, haciendo que nuestra labor humana se torne día a día más eficiente, objetiva y cómoda. Puede ver esta web para más información sobre capacitaciones

Sin dudas el aprendizaje es parte de la naturaleza del éxito a nivel humano individual, pero también de las organizaciones, y dentro de este camino sencillo hacia los objetivos empresariales, existen modalidades de capacitación diversas, en donde se combinan diferentes factores y metodologías. Uno de los principales factores a evaluar en la actualidad es el lenguaje, y la manera en que comunicamos como empresa. Las capacitaciones no son simplemente un discurso en español, sino que se tornan reuniones interactivas en español y también en inglés, ya que este idioma es uno de los más utilizados en todos los mercados del globo. De esta manera, el aprendizaje que reciben las personas que conforman la organización les permite también mejorar su práctica y mantener viva una segunda lengua como parte de la naturaleza de nuestra empresa, y por consiguiente mejorando las habilidades de competencia frente a nuestros competidores.

capacitacion--

La lengua anglosajona ya no corresponde a una elite de empresas multinacionales, sino que, contrariamente, se ha tornado en una de las competencias básicas de la comunicación para las pequeñas y medianas empresas que buscan enamorar los mercados en base a su imagen y la sensación de confianza y seriedad que ofrecen a sus consumidores reales y potenciales, pero esta necesidad de atraer con firmeza también se da con otros stakeholders, y para ello debemos aprender que la comunicación bilingüe es una herramienta básica de las habilidades que pertenecen a nuestra organización.

Desde instructivos, softwares, modelos de contratación, contratos legales, acuerdos de partenariados, actores internacionales de los mercados, segmentos meta, etc., todos éstos elementos generan situaciones donde el inglés debe ser ágil, fluido y natural, y para ello nuestro personal debe sentirse con la confianza de haber recibido la capacitación adecuada en el momento propicio.

Las capacitaciones para empresas en inglés, son sin dudas un cimiento en la construcción de las estrategias competitivas y motivacionales, y el coaching para empresas es sin lugar a dudas el método más rápido y efectivo para adaptar estos fundamentos en la naturaleza de la organización, dejando atrás la cultura monolingüe y aprovechando los beneficios del bilingüismo corporativo.

Incorporar conocimientos sobre procesos y metodologías de trabajo en español e inglés es actualmente indispensable, ya que permite aprovechar al máximo las habilidades humanas y desarrollar nuevas capacidades en constante crecimiento, haciendo que este “saber” compartido colabore en la vida cotidiana de la competencia de nuestra organización en sus fortalezas y oportunidades.

La importancia de inglés para las empresas de tecnología

Sería una frase redundante decir que hoy en día es importante saber inglés para cualquier profesión que decidamos seguir. No obstante, esta importancia se vuelve un asunto realmente esencial, de primer orden, cuando hablamos de tecnología.

Repasemos los cinco puntos principales sobre el porqué de esta necesidad para todos los profesionales que se desenvuelvan en este apasionante universo:

  • La mayoría de la información técnica se encuentra disponible primero en inglés.

Buscar información actualizada sobre tecnología en español conforma una verdadera odisea para cualquiera. O bien no existe o directamente se encuentra desactualizada.

Lo mismo ocurre con todo el material disponible en soportes tradicionales, como libros de texto, algo francamente obsoleto. Si queremos mantenernos actualizados tendremos que poder leer y entender inglés; ya sea si nos queremos dedicar a brindar soluciones técnicas, servicio de soporte IT, mantenimiento de servers, reparación de pc, actualización de sistemas operativos como brindan en Znet.

 

Si bien internet nos brinda un buen abanico de opciones con información tecnológica de primera mano, con la posibilidad de consultar problemas muy concretos, la mayoría de información más actual y confiable se encuentra en inglés, sobre todo en lo referente a manuales técnicos.

  • La mayor parte de la tecnología se desarrolla en países de habla inglesa, o bien está disponible primero en ese idioma.

Por estas latitudes, es decir, en todo el cono sur, se trabaja mayoritariamente con tecnología proveniente de los Estados Unidos. Y si bien existen otros países que desarrollan un nivel técnico igual o superior, en la mayoría de las casas matrices de esas compañías se distribuye información, documentación y actualizaciones primero en inglés.

  • Las actualizaciones de software se realizan primero para sistemas en inglés.

El software que viene en español muchas veces es una versión distinta de la que podemos encontrar en inglés. La primera es ampliamente superior debido al desarrollo de actualizaciones, parches o diagnósticos de vulnerabilidad.

A recordarlo siempre: las empresas priorizan el software en inglés; el resto de los idiomas viene en un segundo plano. En cuyo caso, contar con datos más rápido nos permite acceder a mejores respuestas.

Estas son sólo algunas razones de peso para probar que el inglés es decisivo dentro del mundo de la tecnología, pero podríamos citar muchas otras. En realidad, todo depende de nuestro enfoque, es decir, de nuestros objetivos dentro de este apasionante campo. En otras palabras, que el nivel de conocimientos y de manejo del inglés que necesitaremos es directamente proporcional al tipo de trabajo que estemos realizando, o bien a las metas que deseamos alcanzar.

En cualquier caso, dominar un idioma como el inglés es como una llave mágica que abre todas las puertas del mundo de la tecnología, así de simple, incluso de aquellas que inicialmente no buscábamos explorar. No sólo nos brinda un punto de apoyo para mejorar nuestra capacitación, sino que nos permite una buena plataforma para ascender dentro de una compañía.

Aún para oficios con un nivel de capacitación tecnológica no necesariamente académica, como técnicos en reparación de pc, por ejemplo, el inglés se convierte en una arma realmente poderosa.  Nos permite ampliar nuestro campo de acción, pero sobre todo tener acceso a mejor y más actualizada información, lo cual es una ventaja para cualquier profesional en cualquier terreno concebible.

Desde luego, muchas personas que saben inglés se encuentran poco menos que desvalidas frente al inglés técnico, es decir, de cara a la terminología propia de todas las variantes de la tecnología moderna, sobre todo en ámbitos como la computación y el manejo de sistemas. En este sentido, mantenerse actualizado es una necesidad de primer orden para el profesional. Los usuarios y clientes ya no son inexpertos en este lenguaje, de modo que su nivel de exigencia a propósito de la calificación de los expertos que contratan es cada vez mayor. Esto incluso aumenta considerablemente cuando hablamos de grandes compañías y empresas que necesitan contratar personal altamente calificado, lo cual incluye siempre saber inglés.

Consejos para elegir una profesora de inglés

Perfecto. Ya decidiste prepararte a conciencia para tus exámenes pero primero necesitás elegir una excelente profesora de inglés. Si no sabés cómo encontrarla acá te dejamos algunos consejos.

Todo buen profesor de inglés debe tener tres características esenciales:

  • Formación.
  • Vocación.
  • Capacidad.

La formación tiene que ver con su propio nivel de conocimientos. La vocación es necesaria para que ese saber no se estanque y busque mejorar y actualizarse constantemente. La capacidad podría medirse en su tasa de aciertos, es decir, en su forma de enseñar y trasmitir sus conocimientos con gran fluidez.

Por cierto, de estas tres cualidades sólo la primera es verificable a través de un currículum; el resto se reconoce en una segunda fase. Por eso es importante que en la primera entrevista con tu profesora estés seguro de que existe cierta química y entendimiento entre ambos.

Para evitar una irreparable pérdida de tiempo es importante que fijes objetivos claros con tu profesora; por ejemplo, el tipo de inglés que necesitas aprender o perfeccionar, para qué lo haces y el tiempo que estás dispuesto a dedicarle. Todo esto es vital, en especial si tu búsqueda es concreta, como podría serlo perfeccionar tu inglés británico o norteamericano, aplicar para una beca o insertarte en el mercado laboral internacional.

ignles

En este contexto, cuánto mayor sea tu nivel de especialización mayor deberá ser también el grado de capacitación de tu profesora. Pero cuidado, tampoco es cuestión de tomar decisiones apresuradas. Recordá que los primeros días le sirven al docente para empezar a conocerte y verificar cuál es tu nivel real en el conocimiento y manejo del inglés.

Más adelante ya podrás comprobar si esa química de la que hablábamos antes existe o no. Una buena forma de verificarlo es analizar tus reacciones. Si tu profesora te aburre, o no responde claramente a los objetivos que habías pactado de antemano, es momento de buscar a otro profesional. Así de simple.

Actualmente existe una gran demanda, casi una moda, por profesores nativos de habla inglesa. Esto puede resultar excelente para practicar tu diálogo y pronunciación, pero  realmente pobre si vas a enfrentarte a exámenes severos como los IELTS y TOEFL, por ejemplo, donde la gramática y la ortografía son imprescindibles. Lo importante es que tu profesora sepa trasmitir sus conocimientos independientemente de cuál sea su país de nacimiento.

En líneas generales, para elegir a una buena profesora de inglés es necesario que se haya enfrentado a los mismos desafíos que estás a punto de encarar, y que naturalmente los haya superado. Los profesionales que insisten en proponer ejercicios a libro abierto son cada vez más escasos. En la clase particular se debe hablar en inglés, siempre dentro de tu nivel, y a partir de allí construir las bases para alcanzar las metas que entre ambos han establecido.

Afortunadamente existen muchos profesionales con gran vocación y conocimientos. Pero todo eso es apenas la mitad del vaso. El resto debe llenarlo el estudiante con una buena cuota de compromiso, responsabilidad y ganas de progresar y aprender.

Estudiar inglés en el exterior

Probablemente la mejor forma de perfeccionar tu inglés sea estudiarlo en el exterior, ya sea aplicando a través de un plan de becas o sencillamente intentándolo solo con tus propios recursos.

Ahora bien, también hay que decir que estudiar en el extranjero no es tan sencillo. Obtener ayuda de un organismo público o privado es genial, y más todavía si proviene de una universidad prestigiosa; sin embargo, esto no facilita el proceso, que siempre, para todos los casos, se reduce a lo siguiente: el único requisito indispensable para entrar a cualquier programa de estudios en el exterior es comprobar que tenés un dominio correcto del idioma nativo del país en el que vas a estudiar.

Los que quieran estudiar inglés afuera seguramente respirarán aliviados. No obstante, éste es un idioma que muchos creen saber y que pocos realmente saben.

En resumen: para poder siquiera empezar a proyectar tu trabajo académico fuera del país necesitás aprobar por lo menos uno de estos dos exámenes, admitidos por prácticamente todas las universidades del exterior.

El primero de ellos es el examen TOEFL. En resumidas cuentas, se trata de una prueba enfocada a todos los hablantes no nativos del inglés de los Estados Unidos que deseen estudiar o trabajar allí. Su único objetivo es puntuar tu dominio real del inglés norteamericano.

Si bien estas dos evaluaciones son difíciles también son imprescindibles para cumplir tu sueño de estudiar inglés afuera. Si obtenés una buena puntuación promedio en los tres módulos principales: escritura, lectura y comprensión auditiva, ese sueño está mucho más cerca de concretarse, por eso siempre es recomendable realizar un curso de preparación TOEFL.

Los que posean un nivel de conocimientos mucho menor que el exigido para aprobar estas pruebas, pero que de todas formas entienden el inglés y pueden comunicarse con relativa fluidez, también tienen posibilidades de salir al mundo y perfeccionarse en el exterior. ¿Cómo? Los planes de intercambio y las becas para estudiar idiomas son dos opciones muy sólidas. No requieren una validación tan ardua, ya que justamente están pensadas para estudiantes de todo el mundo que desean formarse, conocer nuevas culturas y, en definitiva, vivir una experiencia realmente única.

londonn

Desde ya que no es sencillo aplicar con éxito para una beca de estudios en el exterior. De base ya necesitás tener un buen currículum académico. Sin él es imposible siquiera llenar el primer formulario. Quizás por eso abundan planes y organismos de dudosa naturaleza que prometen un acceso fácil a obtener estudios en el exterior que nada consiguen en realidad, salvo estafar tus sueños.

Como podemos ver, el camino para viajar al exterior para estudiar inglés no es para nada fácil. Todo lo contrario. Presenta dificultades en cada etapa del camino y a todos los niveles posibles. Sin embargo, los beneficios que podés obtener si lográs concretarlo no siquiera pueden ser medidos de una manera objetiva.

Otra opción, más profesional y apropiada, es tomar el examen IELTS, un tanto distinto de los TOEFL. En este caso, se trata de un examen que evalúa tu nivel de inglés internacional, sin preferencia por ninguna región en particular, con la sugerencia de realizar, realizar un curso de preparación IELTS es una excelente manera de prepararse.

Vivir en el mismo país donde se habla el idioma que querés estudiar es como participar de un curso que dura 24 horas por día y 365 días al año. En unos pocos meses ya vas a ser capaz de pensar en inglés, algo que solo se consigue cuando tu cerebro se ve obligado a lidiar sin interrupción con tu segundo idioma. Tu acento mejorará, tu pronunciación se irá puliendo, incluso podrás adquirir usos y términos propios del habla de todos los días que no se aprenden en ningún curso.

Sin lugar a dudas, la clave del éxito está en tu determinación. Para mas información click aqui

¿Dónde prepararse y rendir el TOEFL?

Elegir el lugar adecuado para estudiar

Las personas que no son hablantes nativas de inglés, necesitan demostrar que pueden usar y entender este idioma en el campo universitario. Todas las instituciones educativas extranjeras confían en el examen TOEFL para medir el conocimiento en lengua inglesa de cada uno de los candidatos.

Es imposible estudiar en una universidad ubicada en un país de habla inglesa sin rendir un examen como el TOEFL. Entonces, lo primero que se debe hacer es buscar información sobre el examen para conocer cómo es, mientras que el segundo paso es encontrar el lugar adecuado para estudiar lo necesario y obtener una buena comunicación.

Para dar el primer paso mencionado anteriormente, se puede buscar información general en Internet, y también conseguir la guía oficial para el TOEFL que es el material creado por ETS (para mas información click aqui ) para las personas que desean presentarse a este examen. La guía contiene detalles sobre la evaluación, ejercicios reales, consejos sobre cómo hacer el examen, testimonios de personas que hicieron el examen y dos pruebas completas. En el sitio web de ETS se pueden revisar las fechas de examen y los centros autorizados.

Dónde estudiar

Una vez que se tiene toda la información sobre el examen, es el momento de elegir un lugar para prepararse.

La institución organizadora de este examen ofrece un manual online pago que brinda como un curso oficial. De la misma manera crearon una guía, exámenes con audio, y un ejemplo formal del examen. Asimismo, esta misma organización brinda material gratis para la práctica.

En nuestro país hay algunos centros que cuentan con aulas oficiales en donde se rinde el examen TOEFL. Parte de ellos también organizan y ofrecen cursos cortos de preparación. Estos institutos están autorizados por el ETS y cuentan con todo el material necesario para estudiar y practicar.

Por otro lado, también hay una gran variedad de cursos presenciales en diferentes academias que tienen un equipo de profesores especializados y con experiencia. La duración de los cursos varía de acuerdo con el nivel de los alumnos.

Características de los cursos

Los cursos de preparación para el examen TOEFL consisten principalmente en:

  • Clases diseñadas según los modelos de examen para adquirir práctica y seguridad.
  • Reforzar cada una de las habilidades a través de los ejercicios modelo.
  • Inglés general para trabajar sobre los conocimientos de gramática, uso de la lengua, habilidades de comunicación.
  • Práctica con las herramientas tecnológicas que se deben usar para el examen.

La variedad de oferta en cursos es amplia, pero todos se basan en la información de práctica oficial publicada por ETS. Por ese motivo, las personas que desean rendir este examen deben elegir el lugar más adecuado para preparase según el presupuesto disponible, evaluando la capacidad y la experiencia de los profesores.