El lugar adecuado para enseñar inglés

Es verdad que se puede enseñar inglés en cualquier parte, en un cuarto de estar, en la mesa de un café o hasta en un parque. Sin embargo, el lugar ideal es siempre un espacio en el que se tengan todos los elementos necesarios para ofrecerles a los alumnos las mejores herramientas para el aprendizaje.

Muchos profesores de inglés sueñan con tener un lugar propio para trabajar con sus alumnos. Aunque si sueñan a lo grande seguramente imaginan una instituto o escuela de inglés, por lo que pueden empezar a desarrollar su sueño en un sencillo local a la calle. La mejor forma de imaginar ese primer espacio es pensarlo como un aula, por lo que no va a ser necesario un lugar demasiado grande.

Si realizamos una lista imaginaria sobre qué necesitamos para enseñar inglés, vamos a incluir el material de estudio base en donde encontraremos el contenido básico para cada nivel, pero sin dejar de usar la imaginación para agregar todos los condimentos necesarios para que el proceso de aprendizaje sea divertido y productivo. Para lograrlo, vamos a necesitar de dispositivos de audio y de videos (computadora, laptop, tablets, etc.)

Los que se ya están decididos a alquilar un local para poner en práctica todos estos planes, no deben olvidar pensar en la garantía, un tema muy difícil de enfrentar, al menos en el pasado. Hoy en día, gracias a organizaciones como OPC, en donde sus brókeres brindan asesoramientos sobre los últimos seguros de caución para garantías de alquileres, es mucho más fácil conseguir un local.

Antes de seguir adelante con el proyecto hay que preguntarse qué tipo de espacio de enseñanza queremos crear: ¿apoyo escolar y universitario? ¿enseñanza directa del idioma? ¿clases de conversación? En nuestra opinión todas estas áreas se pueden cubrir por más pequeño que sea el local. Lo más importante es la organización, relacionada con planes de trabajo y creación de grupos, sin dejar tiempo adicional disponible para los alumnos que desean tomar clases individuales.

 

¿Qué ofrecer al principio?

Cuando pensamos en la primera oferta para promocionar nuestro espacio de enseñanza de inglés, lo más adecuado es pensar en todas las técnicas eclécticas que hoy en día se usan para hacer más atractiva la enseñanza. Por eso, una buena opción para empezar, además de las clases de apoyo, son los clubes de conversación: grupos de alumnos que desean animarse hablar y mejorar el idioma a través de estos encuentros. Naturalmente, existe una variedad de opciones y la creatividad el profesor que se dedica a poner un instituto va a aportar mucho de su personalidad en el plan de trabajo.

Ahora, sin el impedimento de las garantías para alquileres comerciales (ver más detalles sobre los seguros de caución en http://segurosdecauciones.com.ar/seguro-alquiler/no hay límites para desarrollar las opciones más atractivas para los alumnos potenciales.