El inglés y su aplicación en el sector de fabricación de muebles

En la medida en la que cualquier país se conecta con el exterior, en especial cuando hablamos de apertura comercial, el hecho de saber inglés se convierte en un requisito de primer orden; aún para aquellos sectores que históricamente no se veían afectados por esta necesidad. Hoy en día, Argentina es un país que ha empezado a abrirse hacia el mundo, y en ese contexto es imprescindible aprender inglés.

Las oportunidades han crecido en distintos sectores; y una de ellos es la fabricación de muebles. En la actualidad, estas empresas trabajan muchísimo más en relación a las exportaciones, con lo cual ha aumentado la demanda de profesionales con amplio manejo del inglés. De hecho, es justo razonar que cualquier fábrica de muebles con influencia en el mercado internacional es una excelente fuente de trabajo para los que manejan correctamente este apasionante idioma.

Las mejores fábricas de muebles del país cuentan con una amplia cartera de clientes en el exterior. Esto es muy importante, debido a que ofrecen muy buenas posibilidades de desarrollo para el profesional. Y más aún: buena parte de estas empresas cuentan con sus propias tiendas online, y poseen gran presencia en las redes sociales. Esto significa que quienes se encarguen de administrar el trato con clientes del extranjero necesitan saber inglés como requisito indispensable.

Además de las ventas online, que proporcionalmente son una fuente de ingresos para nada despreciable en un mercado que mira cada vez con más interés al exterior, se suman los envíos al exterior hechos por compradores ubicados en el país. Por cuestiones relacionadas al tipo cambiario, es altamente beneficioso comprar muebles fabricados en nuestro país y enviarlos al exterior. En ese caso, desde luego, el saber inglés se ha convertido en una exigencia que no se puede negociar para aquellos que desean sumarse activamente al sector.

Para los que deseen insertarse en el mercado de la fabricación y venta de muebles, es importante tomar en consideración estas claras ventajas frente a otros nichos de negocios, pero también sus requisitos. Convertirse en un agente de ventas para este tipo de empresas es un paso trascendental en la vida profesional de cualquiera; en especial en los tiempos que corren, con un mercado extranjero ávido de los productos de fabricación nacional, como sillones, sillas y mesas, entre tantos otros.

Realmente vale la pena analizar la cuestión detenidamente, habida cuenta de que el ámbito local cuenta con proyectos muy atractivos, muchos de los cuales alimentan el mercado extranjero a lo largo de todo el año. En definitiva, para vender un sillón moderno al extranjero, una mesa ratona, un modular para TV, las empresas recurren a agentes de ventas que sepan manejar el inglés de manera totalmente profesional y responsable.

Nos parece importante ir señalando todos aquellos sectores que puedan resultar de particular interés para los que ya saben inglés, y también como incentivo para los que se ven en la necesidad de estudiarlo para mantener sus fuentes de trabajo, o bien para ascender en la escala laboral. En este sentido, las fábricas de muebles pueden ser una opción excelente pensando en el mediano y largo plazo.