Las nuevas tendencias en la enseñanza de idiomas

A riesgo de caer en una generalización, creemos no estar errando el tiro al decir que ningún sector está por fuera del avance tecnológico. El entretenimiento, la comunicación, el acceso a la información, son algunos de los ítems de un listado en el cual también aparece la enseñanza de idiomas y por supuesto las clases de inglés. De la mano de una serie de testimonios, en esta nota veremos algunas de las nuevas tendencias en la enseñanza de idiomas, la mayoría de ellas signadas por el avance de la tecnología.

María Fernanda cuenta que tiene poco tiempo entre las horas de trabajo en su oficina y su rol de madre, aunque más allá de esta limitación para ella es fundamental actualizar su inglés. “Trabajo 8 horas es una oficina, busco a los chicos en la escuela, llegamos a casa y hay que seguir haciendo cosas. Cuando descubrí las clases de inglés vía Skype supe que esta modalidad sería perfecta para mí”. El caso de María Fernanda es el de muchos que se han sumado a este formato para aprender idiomas, más allá de mensajero que se utilice.

Las clases de inglés y otros idiomas en forma remota permiten ahorrar mucho tiempo, y esa es su principal ventaja. “Tomo clases de 1 hora de duración y eludo los viajes y cualquier tipo de demoras. Así, cuando termina la lección de inglés ya estoy en casa para estar con mis hijos”, explica María Fernanda.

Otra tendencia vinculada al uso de la tecnología tiene directa relación con el quehacer de los institutos de enseñanza de idiomas. ¿Sabías que es cada vez más usual optar por la renta de tecnología y que ésta es una verdadera solución para centros de estudios, incluidos aquellos en los cuales se enseñan idiomas? Daniel, responsable de una academia de inglés y portugués en Buenos Aires, explica cuán útil es para su proyecto la posibilidad de optar por el alquiler de fotocopiadoras en Capital Federal a través de una empresa especializada en este servicio como Argontech.

“Alquilar equipos tecnológicos, como fotocopiadoras, impresoras, escáneres o proyectores nos permite diagramar un presupuesto mucho más conveniente, eludiendo gastos en renovación de dispositivos y contando con service cuando lo precisamos”, explica Daniel y agrega que desde que su instituto ha optado por esta modalidad han percibido importantes mejoras en los balances de fin de mes.

En el siguiente enlace es posible ver más sobre la modalidad de alquiler de equipos tecnológicos, una de las nuevas tendencias relacionadas a la enseñanza de idiomas. En último lugar, aunque no menos importante, repasaremos el protagonismo que han adquirido las aplicaciones móviles en este ámbito. ¿Hay apps que sean verdaderamente útiles para quienes deseen aprender o perfeccionar un idioma?

Para dar respuesta a este interrogante traemos el testimonio de Martín, un estudiante de programación para quien es fundamental manejar al dedillo el inglés que, según señala, es el idioma que más abunda en los tutoriales y manuales de esta especialidad. “Si se espera encontrar una solución mágica en las apps para aprender inglés, pues es posible caer en el desencanto. Creo que las aplicaciones que enseñan idiomas son un buen complemento para otros métodos de aprendizaje, como acudir a clases o por ejemplo leer textos largos en inglés. Igualmente, hay muy buenas opciones en el reino de las aplicaciones móviles. Sólo hay que afinar la mirada”.

Como hemos visto, el brazo tecnológico es tan extenso que también alcanza a este ámbito académico. Siguiendo lo dicho por Martín en relación a las herramientas para móviles, en todos los casos es importante estar atento a las ventajas de la modalidad. A fin de cuentas, esto no es algo nuevo: cuando elegimos un profesor o un centro de estudio, también tenemos que estudiar la propuesta a fondo y elegir la mejor opción disponible.

El inglés y su aplicación en el soporte técnico para empresas

En los tiempos que corren son muy escasos los oficios en los cuales no es indispensable tener un manejo fluido del idioma inglés. De hecho, podemos pensar que este tipo de conocimientos son un requisito ineludible para obtener un buen puesto de trabajo, por ejemplo, en el terreno de la tecnología y la informática.

images

Pensemos específicamente en carreras en franco crecimiento en términos de demanda, por ejemplo, los servicios de soporte técnico para empresas; dentro del cual se inscriben asuntos tales como el mantenimiento de equipos, de redes y servidores, soluciones informáticas, seguridad, etc. En este contexto, saber inglés es un punto decisivo para posicionarse dentro de este sector marcadamente competitivo.

La gran mayoría de las empresas, incluso si hablamos de PYMES, se encargan de tercerizar sus áreas dedicadas al soporte técnico, con lo cual los requerimientos en relación a la capacitación de quienes se encargarán de trabajar en el sector son notablemente elevados. No es ninguna novedad si decimos que la única manera de obtener los niveles de actualización óptimos para estar al día con la tecnología es sabiendo inglés.

El avance de la informática implica el mismo nivel de avance en todo lo que tiene que ver con el soporte técnico. La gran mayoría de los trabajos y papers al respecto son publicados primero en inglés; lo mismo que las especificaciones emitidas por las grandes empresas a propósito del lanzamiento de sus nuevos productos. Si uno desea dedicarse seriamente a este sector es imposible evadir la necesidad de aprender inglés para estar informado de todo lo que ocurre a nivel mundial con los equipos sobre los que luego se deberá trabajar.

Las empresas de tecnología e informática que se dedican a proveer de cobertura y soporte técnico para otras compañías exigen que sus empleados sepan inglés. Esto es un punto excluyente y sin posibilidad de negociación o de compensación con otras habilidades. La razón es muy simple: al saber inglés se puede absorber de manera más rápida y eficiente toda la nueva información sobre el sector, por ejemplo, en cuestiones relacionadas a los nuevos equipos o actualizaciones.

En ciertas áreas de la tecnología el inglés puede ser algo más que un simple aliado, sino más bien en una forma segura de posicionarnos dentro del rubro. Por ejemplo, pensemos en los distintos servicios de soporte IT para empresas, básicamente un departamento que exige una multiplicidad de conocimientos, entre ellos, administración de sistemas operativos, armado y monitoreo de redes, asistencia remota, configuración y mantenimiento de servidores, etc.

Este tipo de servicios son cada vez más requeridos por las empresas; en especial debido a que muchas de ellas deciden delegar esa área sobre profesionales tercerizados. Esto implica, en principio, un motivo de crecimiento para muchas PYMES dedicadas a la tecnología; pero también una razón de peso para capacitarse en inglés, algo que sí o sí se necesitará para obtener una posición segura dentro de ese servicio de soporte técnico.

Por todas estas razones, si usted piensa incursionar en el ámbito del soporte técnico, insistimos, uno de los que cuentan con mejores proyecciones de crecimientos dentro de la informática; el saber inglés podría ayudarlo a que sus primeros pasos sean mucho más firmes y con mejores posibilidades de crecimiento de cara al futuro.