Capacitarse para crecer

Al momento que una empresa comienza un proceso de crecimiento entiende que debe contemplar varios aspectos para que este se dé, entre ellos lo relativo a la contratación y a la capacitación del personal. La mayoría de las búsquedas laborales tienen como condición, y en algunos casos excluyente, el dominio de algún idioma, por lo general preferentemente el inglés.

En conversación con directivos de Leplak,una  empresa especialista en tratamientos antihumedad, nos comentan acerca del beneficio que representa tener personal que maneje el idioma inglés como herramienta básica para poder entablar las distintas relaciones comerciales que hoy el mercado propone. Contactarse y entenderse en un mismo idioma abre nuevas puertas, facilita el diálogo y los vínculos para nuevas oportunidades de negocio. El ejercicio de comercialización se torna más cómodo, fluido, ágil y eficaz para con clientes o proveedores.

Una empresa logra posicionarse diferente cuando su personal está bien capacitado. Por tal motivo es importante contemplar un plan variado de capacitaciones a la hora de trazar un proyecto institucional o empresarial. De más decir que en lo personal instruirse es un punto más en una carta de presentación, una motivación que probablemente te dará ventaja por sobre otro a la hora de postularte para un puesto de trabajo. Y en efectos corporativos es una valiosa herramienta que mejorará todos los procesos y objetivos empresariales.

En qué radica el posicionamiento de una empresa, para transformarla en líder. El profesionalismo tiene que ver no solo con la incorporación de nuevas e innovadoras tecnología, no solamente con adquirir maquinarias de última generación, sino también con pensar en el aspecto humano del equipo de trabajo que implica, permanente capacitación y apuntar a mejorar la calidad de atención y rendimiento del personal.

A continuación y a modo de ejemplo se ve perfectamente plasmado en el siguiente enlace (https://www.leplak.com/productos) de una empresa argentina dedicada a la venta de placas antihumedad que logró ser competitiva y destacarse entre las de su segmento habiendo conjugado a la perfección todos los componentes necesarios para ubicarse como líder en el mercado.

Para alcanzar esa competitividad y apuntar alto es importante trabajar sobre cada uno de los procesos, y apostar en el patrimonio más grande que posee una empresa que es el capital humano. Sacarle brillo a sus capacidades y talentos. Moldear las dificultades y transformarlas en posibilidades. Descubrir las habilidades y poner en juego las emociones. Estar atentos y alertas al entorno. Adaptarse al medio y entender a la competencia. Capacitarse siempre con un objetivo superador, adquirir herramientas nuevas, y mantenerse actualizado para responder a los desafíos y optimizar los procesos productivos.

Una empresa líder, tiene que tener un valor agregado, un plus, un aspecto que la haga sobresalir por sobre el resto. Una compañía número uno debe poner el eje en fomentar el crecimiento y enriquecer las características personales de sus empleados, generar lazos saludables y sinceros para que sea sana la interacción entre ello, con los clientes y sus proveedores.

Habrá empresa líder en la medida que la pirámide entera ponga el acento en la superación personal, que las estrategias corporativas acompañen este concepto y las prácticas adopten este sistema para lograr resultados de calidad diferenciadores.