¿Por qué rendir TOEFL?

El examen más famoso es la herramienta ideal para evaluar tus habilidades en el idioma inglés

A pesar de todas las razones que existen para estudiar inglés, algunas de ellas se repiten con más frecuencia. Por ejemplo, inglés como herramienta para conseguir un mejor trabajo, o para poder viajar a otros países y disfrutar de un viaje más seguro y placentero.

Sin dudas, el inglés es el idioma elegido para la comunicación internacional en el ámbito comercial y financiero. Es una lengua utilizada en todo el planeta, y además es la lengua oficial en muchos países. Por lo tanto, también es fácil responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué rendir TOEFL? Seguramente alguna vez escuchaste hablar sobre este famoso examen pero en este artículo vas a tener la posibilidad de conocer más detalles.

Historia

Hace más de cuarenta años, el Centro para las Lenguas Aplicadas decidió crear un examen para evaluar las habilidades en inglés de las personas cuya lengua materna fuera otra pero que querían tener acceso a la educación que se ofrecía en EE.UU. Para esto, prepararon una serie de herramientas para examinar los conocimientos de la lengua inglesa.

En 1998, el examen se empezó a rendir a través de una computadora, y recién en el año 2005 se concretó el examen en Internet.

Ventajas

El examen TOEFL brinda más ventajas que otros exámenes internacionales de inglés.

  • En primer lugar, ofrece 4.500 sitios diferentes en más de 160 países. En Argentina hay una gran cantidad de sedes que están habilitadas para recibir a los alumnos que desean realizar este examen.
  • El examen se rinde en un solo día.
  • Esta evaluación mide las habilidades del alumno en el idioma inglés. Durante el examen, se utilizan diferentes tipos de materiales actualizados para cumplir con este objetivo.
  • Estas habilidades son la comprensión lectora, auditiva, las habilidades en la escritura y la comunicación oral.
  • La mayoría de las universidades lo consideran la evaluación más adecuada a la hora de implementar disposiciones de admisión.

Importancia

Todas las personas que desean ser admitidas en el sistema educativo de EE.UU. deben considerar este examen como un objetivo prioritario. Es el examen más respetado para aquellos que desean estudiar en este país. Actualmente, las cuatro secciones del TOELF están diseñadas para medir las habilidades del postulante, y el puntaje máximo del examen es de 120 puntos.

Preparación: Recursos

Debido a que el examen TOEFL se rinde especialmente para demostrar la capacidad de comunicarse y usar la lengua inglesa con el objetivo de estudiar en otro país, la preparación para este examen no es igual que la que se utiliza para otros tipos de evaluación.

La preparación se basa en el uso de ejercicios prácticos para desarrollar las cuatro habilidades que se ponen en juego cuando se aprende y se usa un idioma. Esa práctica se puede hacer en un instituto, con un profesor o profesora particular o con los recursos que Internet nos ofrece.

Estos recursos son sitios web con ejercicios online con corrección instantánea; sitios de documentales, conferencias y charlas en inglés; películas y videos sobre diferentes temas, los sitios de publicaciones famosas como periódicos y revistas (muchos ofrecen recursos para estudiantes del idioma), sitios web que se diseñaron especialmente para ofrecer recursos, temas, práctica, ejemplos, etc.

Si planeas rendir el TOEFL tienes una variedad de opciones gratuitas para prepararte. Lo más importante es mantener en el camino hacia tu objetivo. Por otro lado, no hay que olvidarse de revisar las fechas programas desde EE.UU. y del arancel que se debe pagar, que es igual en todo el mundo.

¿Cómo prepararse para rendir el examen TOEFL?

Si queres viajar a Australia tu mejor opción es el examen Toefl, la preparación requiere de decisión, constancia y las herramientas indispensables para la práctica

Hoy en día muchos jóvenes eligen estudiar en un país de habla inglesa. Naturalmente, para hacerlo deben organizar varios elementos que incluyen documentación y preparación académica básica. Dentro de la última opción se encuentra la evaluación TOEFL.

En el comienzo de ese camino que conduce al objetivo de viajar y estudiar en un país extranjero, quizás todo parezca más difícil. Sin embargo, es posible cumplir con los objetivos, y rendir el TOEFL con práctica y paciencia.

Consejos básicos para comenzar la preparación

En primer lugar, es necesario evaluar el nivel de inglés que se tiene previamente porque ese es el punto de partida. Entonces, con esa información se puede comenzar a estudiar y practicar el tiempo necesario para lograr el objetivo.

Pequeños tips:

  • Familiarizarte con el formato del examen TOEFL. Primero hay que conocer cómo es realmente el examen. Esto significa que vas a evitar una gran cantidad de estrés adicional cuando te enfrentes a esta evaluación en Internet.
  • La mejor preparación proviene del inglés académico porque si el objetivo es viajar para estudiar es esencial aprender el tipo de idioma que vas a usar en la universidad o en el campus. Por eso, para empezar es bueno leer libros de textos, diarios, ver películas, y usar los recursos que hay en Internet para tener contacto directo con la lengua inglesa.
  • Usá exámenes anteriores para practicar. Si tenés un profesor particular, seguramente van a utilizar mucho material para practicar. Pero si te estás preparando solo, entonces es necesario que utilices desde libros de práctica diseñados especialmente para este examen hasta el material gratuito que se encuentra en Internet.
  • Podés contactar un profesor o profesora de inglés que ya haya preparado a otros alumnos con anterioridad.
  • Aprendé a preparar resúmenes y notas de la información más importante para la evaluación.
  • Revisá todos los sitios oficiales para leer los detalles disponibles sobre cómo es la puntuación para cada una de las secciones del examen, cuál es la tarifa que hay que pagar, cuáles son las fechas disponibles, cuándo se entregan los resultados, cuánto tiempo lleva el examen, etc.
  • Fortalecer las habilidades más débiles. El examen evalúa las destrezas auditiva, oral, escrita y lectora. Por eso, una vez que reconocés cuáles son tus fortalezas y debilidades, lo más importante es practicar más aquellas en las que te sentís menos seguro.
  • Una vez en el examen, hay que leer muy bien las instrucciones para no perder tiempo en consultarlas nuevamente, solo cuando sea absolutamente necesario.
  • No entres en pánico una vez que comience el examen. Hay que concentrarse plenamente en cada pregunta o actividad que hay que responder. Es bueno pensar en el tiempo disponible pero solo para administrarlo lo mejor posible.

Cursos online para el TOEFL

Como este curso de preparación TOEFL ofrecen ejercicios preparados para la práctica con ejercicios de lectura, expresión oral y escrita, y para la práctica de la escritura, todo con tiempo medido. Básicamente, la mayoría de estos cursos son pagos.

Los más completos incluyen referencia a la gramática. Aunque este examen no prueba este punto a través de ejercicios directos, si tenés buen dominio de la gramática inglesa, seguramente vas a lograr una mejor producción escrita y oral. Con relación a la referencia a la prueba escrita, los cursos online te guían para que puedas entender cuál es el mecanismo del examen y su estructura. Por otro lado, muchos otros cursos tradicionales entregan material como listas de vocabulario muy completas. Asimismo, los cursos formales también ayudan a obtener una descripción actualizada del examen y te brindan consejos adicionales.

Libros

En las mejores y más famosas librerías que distribuyen y venden libros en inglés se encuentra una gran variedad de libros para la preparación del examen. La variedad de libros incluye: exámenes modelo, vocabularios clave, guías, libros por separado para cada una de las habilidades que se evalúan y diccionarios, entre muchos otros.

Si obtenés una buena puntuación en el TOEFL, tendrás muchas más oportunidades de ingresar a una gran variedad de instituciones académicas en EE.UU. y de otros países de lengua inglesa, por ese motivo es tan importante que sepas cómo, dónde y cuándo prepararte.