Por qué aprender inglés es fundamental para diseñadores de muebles

Nunca está de más enfatizar la importancia de saber un idioma como el inglés para aquellas profesiones que requieren estar a la vanguardia. En este sentido, los diseñadores de muebles que aspiren a que sus creaciones estén dentro de las tendencias internacionales, necesitan al inglés tanto para actualizarse con lo que ocurre en los centros urbanos más importantes, así también como para promocionar y comercializar sus productos en el mercado internacional.

Para conocer un poco más sobre el diseño de muebles originales consultamos al sitio: https://www.mueblaonline.com/. Desde allí nos responden que, en efecto, el diseño de muebles de vanguardia, aquellos que realmente generan curiosidad y otorgan un valor agregado a los ambientes, se mueven dentro de un mercado políglota en donde predomina el inglés.

Tengamos en cuenta que un diseñador de muebles que logre capturar la atención de este mercado, seguramente necesitará saber inglés para poder establecerse de manera firme en él. De otro modo, quizás, deberá resignar protagonismo frente a la competencia. La mayoría de las exposiciones internacionales, incluso las grandes tiendas, se sitúan en países en los cuales este idioma es, o bien la lengua nativa, o bien una especie de lengua franca.

Por eso nos parece interesante hacer mención sobre este tema, en especial para aquellos diseñadores que busquen explorar otros mercados además del nacional. En definitiva, es difícil imaginar la posibilidad de abrir una sucursal de ventas en estos países, o bien convertirse en proveedor de una gran tienda, sin manejar al menos correctamente el inglés.

Este tipo de oportunidades no pueden dejarse pasar bajo ningún concepto. La conectividad ha logrado que podamos conocer las creaciones de diseñadores de cualquier parte del mundo, casi al instante, pero las relaciones que puedan establecerse con los países con más tradición en términos de diseño, siguen efectuándose a través del idioma inglés.

Nuestro país cuenta con una larga tradición en el diseño de muebles innovadores, capaces de irrumpir en el mercado y ser apreciados como ejemplos de ingenio y originalidad. Aquellos que se desarrollen profesionalmente en este sector deben, en principio, estar preparados para asumir el compromiso que demanda el éxito. Aprender inglés es una excelente forma de contar con todas las herramientas imprescindibles para trascender el ámbito local.

Es interesante notar que son muchos los diseñadores que, en algún momento de sus carreras, necesitan irse a vivir al exterior, a veces para perfeccionarse, otras para trabajar. En ambos casos, saber inglés es decisivo para dar ese salto hacia una dimensión completamente diferente a la que puede ofrecer el mercado de nuestro país. A tenerlo muy en cuenta. Siempre es bueno estar preparado cuando las oportunidades se presentan.

Idiomas y negocios: La importancia de hablar en inglés, en cualquier rubro comercial

Hablar inglés o no hablar inglés, esa es la cuestión. Esta libre adaptación del lema shakesperiano con la que inauguramos este repaso aplica especialmente al mundo de los negocios, determinando el éxito o el fracaso de cualquier emprendimiento, sin importar su rubro. Desde un comerciante que vende indumentaria, aquellos que ofrecen sus servicios profesionales, quienes venden mesas y sillas de hierro desde una plataforma de venta online, productos tecnológicos, y cientos de etcéteras. En cualquier ámbito comercial, manejar inglés no es ya una apuesta sino una habilidad necesaria en el presente.

Hace un tiempo se repetía como una verdad evidente algo que aún no ha ocurrido: que conocer el idioma chino sería fundamental a la hora de hacer negocios, esto ante el evidente crecimiento de aquel país en términos comerciales. Sin embargo, el inglés sigue siendo el monarca en el mundo de los negocios, sin haber perdido ni es un ápice su carácter casi universal. De hecho, desde las grandes corporaciones del mundo hasta los negocios más pequeños valoran que sus empleados manejen este idioma. Ocurre que se trata de un conocimiento que, como hemos dicho, puede determinar una venta o el acceso a un puesto de trabajo.

Anteriormente mencioné el ejemplo de los muebles de hierro, no por un capricho, sino por una experiencia que me contaron y me pareció muy interesante. La compartiré aquí. Fui profesor de una mujer que había acudido a mis clases de inglés diciendo que consideraba fundamental hablar y comprender este idioma para que su negocio crezca más allá de la Argentina. Por entonces, no sabía que su empresa se dedicaba a la fabricación y venta de mobiliario en hierro. Años más tarde, en uno de mis viajes a Estados Unidos, estaba en la casa de una de mis sobrinas en Los Angeles, California. Ella me dijo que necesitaba equipar su jardín con muebles en hierro y que había encontrado una excelente vendedora en Buenos Aires, y que habían dialogado en inglés vía Skype, uno de los mensajeros más célebres.

Mi sobrina me pidió un favor: “¿Puedes seguir la transacción cuando regreses a Buenos Aires?”. Le dije que sí. Ella anotó la dirección de la página web de la empresa, https://www.hierroestilo.com.ar/, cuya sede está cerca de mi instituto de idiomas en Buenos Aires. Cuando fui a retirar los productos que luego envié vía courier, ¡oh sorpresa!, me encontré con mi vieja alumna. Ella había sido la que cerró un trato con mi sobrina, que no habla ni una sola palabra en español.

Siempre había dicho a mis alumnos que el inglés es un conocimiento clave para cerrar negocios, pero lo decía sin tener un ejemplo tan bueno como aquel. Desde que viví aquella experiencia, siempre comienzo mis clases contando el caso de mi alumna que vende muebles en hierro y mi sobrina estadounidense.