Una remera que revoluciona los idiomas

Como venimos hablando en nuestro blog, saber inglés es muy importante para emprender cualquier viaje pero este producto podría ser de gran ayuda en países donde se hablan otros idiomas o si todavía no has adquirido habilidades necesarias en el lenguaje anglosajón para poder comunicarte de manera fluída.

Seguramente ya escuchaste hablar de iconspeak, una marca que comenzó con la idea de una remera con 39 íconos universales que te ayudan a comunicarte en cualquier idioma alrededor del mundo con sólo señalar lo que necesitas en tu camiseta. Dibujos planos que representan ideas de las más diversas como alojamiento, comida, wifi, policía, y todo tipo de cuestiones de uso cotidiano durante los viajes. Actualmente también comercializan otros productos donde estampan los íconos.

La idea se gestó en una charla de amigos, como la mayoría de las cosas buenas, durante un viaje a Vietnam en 2013 en el cual se comunicaban con la gente a través de dibujos en un papel o pequeñas notas con íconos, ya que por las barreras idiomáticas no podían hacerlo en su lenguaje nativo, y a partir de allí fueron puliendo la idea hasta convertirla en un negocio rentable. Se trata de un objeto que además de vestirte te facilitará la comunicación con los habitantes locales y otros turistas al momento de viajar por cualquier lugar del mundo.

Estos tres amigos suizos comercializan en la actualidad, además de la iconspeak, remeras estampadas a pedido, mochilas, gorras y hasta fundas de celulares con los íconos de comunicación universal y continúan perfeccionando cada día el lenguaje de símbolos que ellos mismos crearon. Fue un proceso de meses hasta ponerse de acuerdo entre los tres sobre cuales íconos incluir en el diseño, seleccionarlos entre varios listados posibles y llegar al conjunto final. Horas de comunicaciones vía skype e intercambio de e-mails para la creación de este producto totalmente original y novedoso.

Uno de los temores más frecuentes que condicionan a los aventureros de los viajes al a hora de elegir el destino es la comunicación. Principalmente para ir a lugares donde no se habla el idioma local. Ahora no habrá barreras idiomáticas a la hora de emprender un viaje, con una simple remera se pueden resolver varios inconvenientes de comunicación de forma rápida y práctica.

La marca también tiene un sistema de “embajadores” que permite comercializarlas en cualquier parte del mundo a cambio de una comisión, una idea lógica tratándose de amantes de los viajes que buscan sustentarse económicamente a la vez que recorren el mundo.

Lamentablemente por el momento no hacen envíos a Argentina pero si te las arreglás bien con algún software de diseño o tenés algún amigo que se dedique a diseñar podrás obtener tu propia camiseta y mandarla a hacer en algún negocio como por ejemplo maxsublime.com.ar , que tenga buena calidad cerca de tu casa.

Mundo laboral: “Hablar inglés no sólo es importante para los empresarios”

Expertos del mundo laboral coinciden en la importancia de manejar el inglés a la hora de postularse para un nuevo trabajo, y también para desarrollarse y crecer profesionalmente. Las conclusiones de un informe elaborado por la consultora Randstad avanzan en esta dirección, señalando que entre los principales requisitos que exigen las empresas que buscan sumar empleados a sus plantillas aparece el conocimiento de idiomas, con el inglés a la cabeza.

El mencionado informe indicó que el 75 por ciento de las ofertas de trabajo para ocupar puestos ejecutivos incluye como requisito excluyente el conocimiento del inglés. Para aquellos que recién ingresan al mundo laboral, la exigencia ronda el 60 por ciento. Lo cierto es que vivimos en un mundo globalizado, y el inglés se postula como una verdadera llave para acceder a múltiples oportunidades. En este escenario global, Internet juega un rol fundamental y da una muestra de lo que venimos afirmando: el 80 por ciento de las comunicaciones en línea se realiza en inglés.

Dicho esto, queda en claro que manejar el inglés es una variable clave para el desempeño en compañías, diversas empresas, para hacer negocios desde cualquier rincón del mundo, y que es un conocimiento especialmente valioso en el sector ejecutivo. Ahora bien, también es válido afirmar que el manejo de este idioma excede el ámbito de las oficinas y las grandes corporaciones, y que en este sentido también es un valor en diversas ocupaciones y profesiones, incluyendo las labores informales.

Daniel Gómez Mantini es instructor en Dive Center y nos cuenta su experiencia: “Cuando comencé a trabajar como instructor de buceo no manejaba el inglés, y aquello era para mí una limitación importante. Si bien no soy un empresario que debe comerciar en inglés o mantener conversaciones con ejecutivos en el extranjero, en las escuelas de buceo es fundamental conocer el inglés siendo que muchos alumnos no son locales”.

“Nunca pensé que para vender mis artesanías, el manejo del inglés sería una clave para vender más”, dice Mariana Migues, cuya empresa, según cuenta, creció en forma exponencial luego de haber aprendido a conversar en el idioma universal. “No se trata solamente de la posibilidad de comerciar con personas en otros países. Conocer el inglés me permitió también capacitarme, porque muchos trabajos y manuales del mundo de la cerámica están escritos en inglés”, explica Migues.

En línea con las consideraciones de la artesana, Gómez Martini cuenta que para dictar un curso de buceo también es fundamental mantenerse informado y actualizado, y que en Internet la mayor parte del material está disponible en inglés. “Antes copiaba el texto y lo pegaba en el traductor de Google. Pero todos sabemos que estas traducciones no son exactas, sobre todo en lo que refiere a los términos y los conceptos más técnicos, en este caso del mundo del buceo. Poder leer en inglés también me permite estar siempre al tanto de las novedades de buceo en el mundo”, celebra.

“Entendí que hablar inglés no sólo es importante para los grandes empresarios”, concluye Migues. Y lo cierto es que su afirmación coincide con las consideraciones de los expertos en cualquier sitio del mundo: el inglés es un conocimiento valorado, casi en cualquier país del mundo, y más allá de las oficinas y corporaciones de magnitud.

Las franquicias internacionales: una oportunidad para emprender

Al momento de pensar en desarrollar una actividad comercial independiente o montar una empresa surgen los tradicionales escollos a superar, como la contratación de personal, el pago de impuestos y, sobretodo, la estrategia de marketing necesaria para garantizar el éxito del emprendimiento. Frente a todos estos problemas a resolver, muchas personas dejan atrás la idea de comenzar a emprender. ¿Existen otras alternativas a la creación de una empresa desde cero? Sí, y las franquicias son una de ellas. Te informamos en esta nota sobre las franquicias internacionales y su viabilidad.

Las franquicias internacionales no solamente nos brindan una oportunidad para poner en marcha negocios rentables en la Argentina (ver aquí), sino que además son la excusa ideal para aplicar nuestros conocimientos en el idioma inglés. El dominio de la lengua anglosajona será un punto vital para desarrollar con éxito la gestión de la franquicia y comunicarse con directivos de otros países, proveedores y clientes. Más allá de esto, necesitamos conocer más detalles sobre las franquicias, sus características y el mercado existente en el contexto argentino.

En principio debemos saber que una franquicia es una relación a nivel comercial y jurídico entre una compañía que vende su marca y un emprendedor que busca desarrollarla en una localización específica. La firma recibe una suma de dinero por el uso de la marca y, en la mayoría de los casos, por el modelo de negocio que identifica a la empresa. De esta manera, el emprendedor se beneficia con el aprovechamiento de la imagen consolidada de la marca y con el conocimiento acumulado en cuanto a las estrategias de venta de los productos o servicios comercializados.

En consecuencia, quien adquiere la franquicia comienza su negocio con una mayor seguridad y una base más firme que si lo hiciera iniciando el emprendimiento por su cuenta y desde cero. Por su parte, la compañía que vende su marca mediante la licencia otorgada en una franquicia adquiere ingresos extra y, al mismo tiempo, consigue ingresar a nuevos mercados y ampliar su difusión sin necesidad de asumir un riesgo económico directo.

Vale destacar que la persona o grupo a cargo de la franquicia deberá contar con los fondos necesarios para llevar adelante la inversión inicial, tanto con respecto a la compra de la franquicia como en cuanto a los gastos operativos que supone el inicio de la actividad, por ejemplo para contar con un local donde se comercialicen los productos. Sin embargo, recibirá capacitación sobre el modelo de negocio de la compañía y se beneficiará con la publicidad efectuada por la empresa a nivel global. Hay que tener en cuenta que en el contrato de franquicia se establecen claramente las responsabilidades de cada parte mientras dure la relación comercial.

Ahora bien, invertir en franquicias en Argentina (ver mas en Estudio Canudas) no es algo tan sencillo, porque así como algunas marcas internacionales han logrado consolidarse en el mercado nacional a través de sus franquicias, otras han fracasado rotundamente. Aún hoy, y a pesar de la existencia de mejores condiciones para el desarrollo de franquicias internacionales a partir de los cambios políticos y económicos, la mayor parte del mercado está dominado por franquicias locales, siendo las internacionales todavía una expresión minoritaria.

¿Qué se debe tener en cuenta al momento de seleccionar una franquicia internacional para intentar posicionarla en Argentina? Principalmente que los productos y servicios, la imagen y la forma de acercarse al consumidor se relacionen estrechamente con la idiosincrasia del público argentino. Según los especialistas, la mayor parte de las franquicias foráneas que fracasaron en Argentina lo hicieron por no poder conectar con los gustos y necesidades del consumidor local.

Sin embargo, la comercialización de franquicias nacidas en Argentina en el exterior y su éxito confirma que el enfoque internacional en este tipo de negocios puede llegar a ser eficiente, todo dependerá de las características de cada marca y de la capacidad de los emprendedores locales.