El inglés y su aplicación en el sector de fabricación de muebles

En la medida en la que cualquier país se conecta con el exterior, en especial cuando hablamos de apertura comercial, el hecho de saber inglés se convierte en un requisito de primer orden; aún para aquellos sectores que históricamente no se veían afectados por esta necesidad. Hoy en día, Argentina es un país que ha empezado a abrirse hacia el mundo, y en ese contexto es imprescindible aprender inglés.

Las oportunidades han crecido en distintos sectores; y una de ellos es la fabricación de muebles. En la actualidad, estas empresas trabajan muchísimo más en relación a las exportaciones, con lo cual ha aumentado la demanda de profesionales con amplio manejo del inglés. De hecho, es justo razonar que cualquier fábrica de muebles con influencia en el mercado internacional es una excelente fuente de trabajo para los que manejan correctamente este apasionante idioma.

Las mejores fábricas de muebles del país cuentan con una amplia cartera de clientes en el exterior. Esto es muy importante, debido a que ofrecen muy buenas posibilidades de desarrollo para el profesional. Y más aún: buena parte de estas empresas cuentan con sus propias tiendas online, y poseen gran presencia en las redes sociales. Esto significa que quienes se encarguen de administrar el trato con clientes del extranjero necesitan saber inglés como requisito indispensable.

Además de las ventas online, que proporcionalmente son una fuente de ingresos para nada despreciable en un mercado que mira cada vez con más interés al exterior, se suman los envíos al exterior hechos por compradores ubicados en el país. Por cuestiones relacionadas al tipo cambiario, es altamente beneficioso comprar muebles fabricados en nuestro país y enviarlos al exterior. En ese caso, desde luego, el saber inglés se ha convertido en una exigencia que no se puede negociar para aquellos que desean sumarse activamente al sector.

Para los que deseen insertarse en el mercado de la fabricación y venta de muebles, es importante tomar en consideración estas claras ventajas frente a otros nichos de negocios, pero también sus requisitos. Convertirse en un agente de ventas para este tipo de empresas es un paso trascendental en la vida profesional de cualquiera; en especial en los tiempos que corren, con un mercado extranjero ávido de los productos de fabricación nacional, como sillones, sillas y mesas, entre tantos otros.

Realmente vale la pena analizar la cuestión detenidamente, habida cuenta de que el ámbito local cuenta con proyectos muy atractivos, muchos de los cuales alimentan el mercado extranjero a lo largo de todo el año. En definitiva, para vender un sillón moderno al extranjero, una mesa ratona, un modular para TV, las empresas recurren a agentes de ventas que sepan manejar el inglés de manera totalmente profesional y responsable.

Nos parece importante ir señalando todos aquellos sectores que puedan resultar de particular interés para los que ya saben inglés, y también como incentivo para los que se ven en la necesidad de estudiarlo para mantener sus fuentes de trabajo, o bien para ascender en la escala laboral. En este sentido, las fábricas de muebles pueden ser una opción excelente pensando en el mediano y largo plazo.

Las novedades en maquinarias de vanguardia vienen del exterior

Los trabajos en herrería, tan antiguos como vigentes, son requeridos también se renuevan. Si bien es cierto que los pequeños artesanos siguen usando los mismos elementos como el yunque, forja, pinzas o moldes, también se ha modernizado en los últimos tiempos, brindando trabajos realmente bellos y únicos.
Aunque aún subsisten algunos herreros que usan estas técnicas tradicionales, la mayor parte de los procesos actuales se realizan en talleres especiales que realizan productos y materiales de herrería en masa. Para hacerlo se valen de modernas máquinas que dejan atrás la imagen del artesano, como por ejemplo los martillos eléctricos, máquinas que contienen pistón y una pieza de metal que permite trabajar los metales de una forma más rápida y eficiente.

Desde herraduras, pasando por rejas, herramientas, muebles y la industria de la siderurgia, el hierro es seguramente un metal que seguirá resultando útil e imprescindible por muchos años.
El hierro es el metal duro más usado, con el 95 % en peso de la producción mundial de metal y el acero es fruto de la aleación con otros materiales. Ya sea que se tenga una herrería en zona sur, capital federal o cualquier parte de la Argentina, mantenerse al corriente de las novedades de esta industria es muy importante. Y muchas de esas novedades están en inglés, pues básicamente provienen de Texas y en la región de la Costa del Golfo,, en los Estados Unidos, lugar donde hace un par de años este oficio recibió un nuevo impulso de la mano de un repunte industrial, basado en el crecimiento energético.

Así la gran parte de la oferta de maquinarias de herrería industrial, como aquellas que permiten doblar o forjar piezas provienen de países de habla inglesa. Una vez más el inglés demuestra ser necesario para todo tipo de negocio y actividad. En efecto Australia, China, Estados Unidos, Alemania e Italia suelen ser algunos de los países que anticipan tendencias en este rubro.

Australia es el país que aún sigue liderando por su cantidad de reserva mundial de hierro, y en los Estados Unidos las reservas de mineral de hierro crudo fueron de 6.900 millones de toneladas métricas aproximadamente.
Ya sea que su negocio sea el de realizar piezas ornamentales en Palermo o rejas en La Plata contar con un nivel de inglés que permita leer con soltura catálogos y sitios de comercio electrónico internacionales es un plus importante.
En efecto, a partir de la flexibilización de las importaciones y el fin del “cepo cambiario” muchas pequeñas o medianas empresas encuentran en internet la oportunidad de adquirir productos y maquinarias a otros países, a menor precio y en condiciones más convenientes. Las entregas se realizan puerta a puerta y muchas veces el contacto con el vendedor es a través de correos electrónicos, incluso un llamado por teléfono. En estos casos es imprescindible tener un buen nivel del idioma inglés para poder resolver exitosamente los contactos, y poder realizar las preguntas en forma clara y concisa.

Desde ya, contar con inglés técnico específico es aún mejor, dado que muchos términos tienen significados específicos para el sector.  Por supuesto, siempre que se trate de una consulta específica o palabra, la red de redes podrá sacarnos de apuro, ya que ofrece diccionarios online de inglés español y viceversa.