El inglés: un aliado también para optimizar el posicionamiento web

Internet es sin duda una aliada única y efectiva a la hora de ampliar la venta de cualquier producto o servicio. En el caso de las pequeñas empresas o pymes, las posibilidades de ampliar la llegada de un negocio o local a través de la red de redes es todavía más importante.

Y más, dada su esencia, la red no solo permite insertar una mercadería en el plano local, sino también la oportunidad de extender las ventas fuera de las fronteras.

 

El conocimiento de la lengua inglesa es una vez más, como en otras áreas, un arma muy poderosa para potenciar, en este caso, los beneficios de la web.

Lograr una buena ubicación en el listado de apariciones de las diferentes búsquedas en internet coloca al producto o servicio en la principal vidriera para atraer clientes. A pesar de que muchos profesionales y agencias de marketing digital como Imactions son verdaderos expertos en lo que a Search Engine Optimization (SEO) y Search Engine Marketing (SEM) se refiere, no todos tienen además la misma experiencia y agilidad a la hora de posicionar ese contenido en otros idiomas, que no son el español.
Este es un punto de vital importancia en épocas en que la posibilidad de enviar mercaderías a otros países se vuelve una realidad cada vez más tangible para los negocios.

Sin embargo, no pocas veces muchos profesionales y negocios que invierten en el posicionamiento SEO en Google o cualquier otro buscador, y aspiran a colocar su ofertas en otros países, no tienen en cuenta este aspecto básico para mejorar y optimizar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores.

Todos los buscadores de internet poseen un área en la que se listan los resultados orgánicos (SEO), que son gratis y los resultados pagos, con herramientas como Adwords o Microsoft Ad Center (SEM).
Este funcionamiento es universal, pero es importante diferenciar los contenidos en uno u otra idioma. Y en este aspecto, el inglés es por excelencia la lengua que atraerá a los compradores internacionales. Una vez más contar y poner en funcionamiento los conocimientos del idioma po excelencia para los negocios es un deber y condición para el éxito de la oferta de productos y servicios en otros países.

Quizá una de las facetas más relevantes en el posicionamiento internacional a través del SEM o SEO, es la manera en la que se etiqueta contenidos de las páginas con versiones multilingües y para múltiples países. Es imprescindible conocer las particularidades que permitan posicionar las búsquedas que se realizan desde uno u otro país. Y Google es un muy buen ejemplo, ya que suele presentar más del 80 por ciento de las búsquedas en la gran mayoría de los países.

Actualmente, el funcionamiento de este buscador, a través de las herramientas, permite crear diferentes versiones del mismo producto en url distintas, según se trate de uno u otro país, en el mismo idioma, sin necesidad de realizar cambios sustantivos en los textos o fotos; y sin que Google penalice al sitio por presentar contenido duplicado.

De esta manera es posible lograr una buena ubicación en cada país y optimizar esfuerzos en el armado de las páginas online; por ejemplo, si se trata de un sitio de comercio electrónico, es posible cargar los mismos productos en un mismo idioma, pero diferenciar algunas particularidades según el país desde el cual se realiza la búsqueda.