El instituto de idiomas en la era digital

¿cómo se pueden captar nuevos alumnos en una institución de idiomas cuando la oferta de centros de enseñanza es tan amplia? El marketing digital representa un gran aliado para las escuelas de idioma, si se mide en términos de costo, alcance y calidad; sin embargo, antes de establecer cualquier estrategia primero es indispensable conocernos y valorarnos, para luego darnos a conocer.

Sin lugar a dudas, antes de establecer el camino a transitar es indispensable que la escuela de idiomas se conozca y se defina a sí misma. Esta idea nada tiene que ver con cuestiones poéticas sino todo lo contrario, implica tener la capacidad de poner en pocas líneas muy concretas, quiénes son, qué los caracteriza y, al mismo tiempo, qué los diferencia del resto de instituciones abocadas a la enseñanza de idiomas.

Resuelto este primer e indispensable paso, estamos más cerca de lograr que el marketing digital haga parte del trabajo.

El marketing educativo, especialización nacida con el advenimiento de la necesidad misma y la amplia oferta educativa, indica que se debe filtrar al máximo en busca de la esencia de la escuela de idiomas para explotar esa ventaja competitiva que la hace única.

Por ejemplo, ¿la escuela apunta a niños o adultos? Es evidente que la toma de decisiones será muy diferente de acuerdo con esta simple respuesta y el lugar en el que la institución debe decir presente, también.

Desde la agencia Posicionate, especialista en marketing digital, nos refieren que no alcanza con decir “escuela de inglés” o “experiencia de tantos años” para lograr un posicionamiento; es preciso ir a fondo explotando la especificidad de la institución.

A partir de ahí, es posible establecer una adecuada estrategia a fin de conseguir una presencia más activa en internet, lo que se podrá traducir en nuevos clientes para la institución. Agencias de posicionamiento, como la web https://posicionamiento-seo.com.ar/agencia-digital-seo/, puede ayudar a implementar una estrategia de marketing digital efectiva.

Las redes sociales y la estrategia

La presencia en las redes sociales es indispensable como fuente de participación. Allí, la acción requiere una sutil conjunción de posicionamiento orgánico y también de pago. La escuela de idiomas puede ser, por ejemplo, la aliada experta que da un conocimiento mínimo, incitando a los interesados a saber más, pero ese conocimiento más profundo se logra siendo alumno o adquiriendo tal capacitación.

Este contacto con los destinatarios puede hacerse a través de videos interactivos si se apunta a un público más joven o en Facebook, si el objetivo es captar al mercado mayor, ofreciendo algún e-book con una temática determinada como, por ejemplo, “consejos de viaje para profesionales”.

En tiempos en los que las redes sociales tienen tanto peso en la sociedad a la hora de tomar una decisión, resulta indispensable que los alumnos puedan dar su experiencia y testimonio de cómo la escuela de idiomas los ayudó de manera puntual.

Recurrir a los alumnos como influencers genera una mayor empatía y credibilidad en cuanto a la propuesta educativa que tiene la escuela de idiomas, conformando una de las estrategias más poderosas al momento de captar nuevos seguidores o clientes.

Capacitarse para crecer

Al momento que una empresa comienza un proceso de crecimiento entiende que debe contemplar varios aspectos para que este se dé, entre ellos lo relativo a la contratación y a la capacitación del personal. La mayoría de las búsquedas laborales tienen como condición, y en algunos casos excluyente, el dominio de algún idioma, por lo general preferentemente el inglés.

En conversación con directivos de Leplak,una  empresa especialista en tratamientos antihumedad, nos comentan acerca del beneficio que representa tener personal que maneje el idioma inglés como herramienta básica para poder entablar las distintas relaciones comerciales que hoy el mercado propone. Contactarse y entenderse en un mismo idioma abre nuevas puertas, facilita el diálogo y los vínculos para nuevas oportunidades de negocio. El ejercicio de comercialización se torna más cómodo, fluido, ágil y eficaz para con clientes o proveedores.

Una empresa logra posicionarse diferente cuando su personal está bien capacitado. Por tal motivo es importante contemplar un plan variado de capacitaciones a la hora de trazar un proyecto institucional o empresarial. De más decir que en lo personal instruirse es un punto más en una carta de presentación, una motivación que probablemente te dará ventaja por sobre otro a la hora de postularte para un puesto de trabajo. Y en efectos corporativos es una valiosa herramienta que mejorará todos los procesos y objetivos empresariales.

En qué radica el posicionamiento de una empresa, para transformarla en líder. El profesionalismo tiene que ver no solo con la incorporación de nuevas e innovadoras tecnología, no solamente con adquirir maquinarias de última generación, sino también con pensar en el aspecto humano del equipo de trabajo que implica, permanente capacitación y apuntar a mejorar la calidad de atención y rendimiento del personal.

A continuación y a modo de ejemplo se ve perfectamente plasmado en el siguiente enlace (https://www.leplak.com/productos) de una empresa argentina dedicada a la venta de placas antihumedad que logró ser competitiva y destacarse entre las de su segmento habiendo conjugado a la perfección todos los componentes necesarios para ubicarse como líder en el mercado.

Para alcanzar esa competitividad y apuntar alto es importante trabajar sobre cada uno de los procesos, y apostar en el patrimonio más grande que posee una empresa que es el capital humano. Sacarle brillo a sus capacidades y talentos. Moldear las dificultades y transformarlas en posibilidades. Descubrir las habilidades y poner en juego las emociones. Estar atentos y alertas al entorno. Adaptarse al medio y entender a la competencia. Capacitarse siempre con un objetivo superador, adquirir herramientas nuevas, y mantenerse actualizado para responder a los desafíos y optimizar los procesos productivos.

Una empresa líder, tiene que tener un valor agregado, un plus, un aspecto que la haga sobresalir por sobre el resto. Una compañía número uno debe poner el eje en fomentar el crecimiento y enriquecer las características personales de sus empleados, generar lazos saludables y sinceros para que sea sana la interacción entre ello, con los clientes y sus proveedores.

Habrá empresa líder en la medida que la pirámide entera ponga el acento en la superación personal, que las estrategias corporativas acompañen este concepto y las prácticas adopten este sistema para lograr resultados de calidad diferenciadores.

9 de cada 10 españoles cree que dominar el inglés propicia mejores condiciones laborales: testimonios alrededor del mundo

Una encuesta realizada recientemente por la escuela online de inglés ABA English arroja interesantes conclusiones respecto a la relevancia de este idioma en el mundo de los negocios y en diversos ámbitos profesionales, datos que son coincidentes con aquello que siempre remarcamos en Lenguaje Propio: que el inglés es una herramienta fundamental en cualquier ámbito profesional y en cualquier emprendimiento.

De acuerdo a la mencionada encuesta, el 87 por ciento de los españoles considera que dominar el inglés propicia mejores condiciones laborales. Y no se trata de uno de estos informes con una escasa base de consultados: las encuestas fueron realizada entre más de 4600 trabajadores.

Desde IBR, un especialista en venta y alquiler de departamentos en Buenos Aires (Izrastzoff ) , coinciden en señalar que el inglés es la lengua de los negocios. Según señalan, el sector inmobiliario no es una excepción y, en tanto, el dominio del inglés aparece como una de las claves para crecer y no perder clientela siendo que muchos de los clientes en dicha ciudad provienen del exterior y agradecen cuando un asesor domina el “idioma universal”. Comprendemos de esta forma que no se trata de una aptitud solamente valorada en las grandes compañías o en las multinacionales. De esto también da cuenta el dueño de Estampa Bella, una fábrica de remeras estampadas, quien sostiene que saber inglés le ha permitido ser más rentable al poder negociar con proveedores del exterior y así conseguir materia prima más económica.

Resultado de imagen para habla ingles

El antes mencionado informe de ABA English agrega más datos de interés. Por ejemplo, que 4 de cada 10 encuestados cree que dominar el inglés es una variable que permite negociar mejor el salario. Y también avanza hacia lo más lógico: más del 40 por ciento ha admitido que su bajo nivel de inglés ha derivado en perder oportunidades laborales, desde conseguir un nuevo puesto hasta quedar fuera de la consideración para un ascenso.

Si la mirada se restringe a los consultados entre los 20 y los 44 años, el 78 por ciento dice que hace uso del inglés en su trabajo, una cifra irrebatible. Volvamos en este punto sobre nuestros testimonios. Desde Estampa Bella cuentan que cuando comenzaron con su emprendimiento no creyeron que ser una “firma bilingüe” les ayudaría a ganar más. “Cuando pensás en una fábrica de remeras no te detenés a pensar que el inglés es un conocimiento necesario. Ahora, no exijo que los nuevos empleados incluyan inglés avanzado en su currículum, aunque sí les pagamos un curso para que adquieran este conocimiento”, cuentan.

Desde la mencionada inmobiliaria en Capital Federal (más detalles sobre ellos en este enlace http://www.ibr.com.ar/alquilar-propiedades), opinan en la misma dirección al señalar que una de las variables fundamentales para ofrecer un asesoramiento experto es manejar el inglés. Esto se comprueba, nos dicen, con más facilidad en el sector inmobiliario donde los clientes muchas veces no son del propio país sino que provienen del exterior; aunque se trata de una verdad evidente para la mayoría de los rubros comerciales y profesionales.

El inglés es el rey: 3 testimonios lo confirman

En lenguajepropio.com.ar no nos cansaremos de decirlo: ¡el inglés abre puertas, el inglés es el monarca en el reino de los idiomas! Más allá de las ventajas a la hora de viajar, el manejo de este idioma es fundamental en el ámbito laboral. Ayuda a ser más productivo y en tanto más rentable, permite conquistar nuevos mercados y clientes, y acceder a más y mejores puestos de trabajo.

Son múltiples los informes que coinciden en el hecho de que el conocimiento de idiomas, con el inglés a la cabeza, es el principal requisito en muchas empresas. Un estudio de la consultora Randstand demostró que 8 de cada 10 vacantes para ocupar puestos medios y directivos exigen conocer un segundo idioma. Y lo repetimos, ese idioma es generalmente el inglés.

En lo que sigue repasaremos 3 testimonios que confirman lo que nosotros afirmamos: que el inglés es el rey. Repasaremos la experiencia de una médica profesional con larga experiencia en centros de estética y rejuvenecimiento; el testimonio de un profesor de guitarra que dicta clases particulares y grupales; y el caso de un camarero que atiende en un concurrido café ubicado en el centro neurálgico de Buenos Aires.

Resultado de imagen para ingles

El mozo –así le llamamos a los camareros en la Argentina- es Raúl, que nos cuenta su experiencia relacionada al manejo del inglés. “Cuando a los 19 años empecé a trabajar en bares y restaurantes como mozo, no tenía ni remota idea de que hablar inglés sería beneficioso para mi trabajo. Hoy tengo 64 y ya podrás imaginar que mi experiencia es larguísima: nunca dejé de trabajar de esto. Hace más de 30 soy mozo en un café que está ubicado en una de las zonas más concurridas del centro de la Ciudad de Buenos Aires, y me arriesgo a decir que por estas mesas pasan más extranjeros que porteños”, cuenta Raúl y agrega: “Creo que cada día, con los clientes hablo más en inglés que en español”. El camarero dice que al comienzo conoció palabras sueltas y muy básicas, como “cofee” o “please”, pero que con el paso de los años ya mantiene conversaciones con los turistas. Y que sin importar de dónde vengan, el idioma común es el inglés.

Mariana es médica profesional y en su carrera se ha dedicado a la medicina estética. Con larga experiencia en este ámbito, asegura que el inglés siempre ha sido un aliado para ella. “Desde la consulta de bibliografía, hasta la asistencia de congresos del área en el exterior, e incluso en el trato con algunos pacientes que no son locales. El inglés para mí ha sido fundamental, y lo seguirá siendo”, sostiene Mariana. Y comparte una experiencia que vivió durante sus primeros años como profesional, cuando un paciente estadounidense –que poco y nada hablaba de español- llegó a uno de sus consultorios consultando por el plasma rico en plaquetas, un tratamiento que ha ganado popularidad en los últimos años por su efectividad para rejuvenecer el aspecto del rostro, reducir estrías y cicatrices, e incluso en tratamientos capilares. “Yo estaba comenzando mi carrera como profesional, este hombre me hablaba del tratamiento de plasma en inglés, mezclando sólo algunas palabras en español, y yo no lograba comprenderlo ni comunicarme. Ese paciente jamás volvió a mi consultorio, y desde el momento en que me despedí de él supe que tenía que estudiar inglés. Y pronto”.

Nicolás es músico y tiene un rebusque: las clases particulares de guitarra. En algunos años ha logrado tener un fiel grupo de alumnos, y por la ubicación de la sala en la cual dicta sus clases (en el barrio de Palermo, en Buenos Aires) son cada vez más los alumnos extranjeros que acuden a él; ocurre que aquella es una de las zonas con mayor cantidad de hostales en la ciudad. “Sabía que el inglés es importante en las empresas, que cuando presentás un currículum es casi imprescindible que allí diga en letras claras que hablás el inglés sin problemas. Pero en mi trabajo comprendí que este idioma no sólo es universal porque se habla en todo el mundo, o casi, sino que también es universal en términos laborales. Desde aquellos que aspiran a un puesto en una multinacional, hasta un muchacho como yo que dicta clases de guitarra en una salita ubicada en Palermo”.

El lugar adecuado para enseñar inglés

Es verdad que se puede enseñar inglés en cualquier parte, en un cuarto de estar, en la mesa de un café o hasta en un parque. Sin embargo, el lugar ideal es siempre un espacio en el que se tengan todos los elementos necesarios para ofrecerles a los alumnos las mejores herramientas para el aprendizaje.

Muchos profesores de inglés sueñan con tener un lugar propio para trabajar con sus alumnos. Aunque si sueñan a lo grande seguramente imaginan una instituto o escuela de inglés, por lo que pueden empezar a desarrollar su sueño en un sencillo local a la calle. La mejor forma de imaginar ese primer espacio es pensarlo como un aula, por lo que no va a ser necesario un lugar demasiado grande.

Si realizamos una lista imaginaria sobre qué necesitamos para enseñar inglés, vamos a incluir el material de estudio base en donde encontraremos el contenido básico para cada nivel, pero sin dejar de usar la imaginación para agregar todos los condimentos necesarios para que el proceso de aprendizaje sea divertido y productivo. Para lograrlo, vamos a necesitar de dispositivos de audio y de videos (computadora, laptop, tablets, etc.)

Los que se ya están decididos a alquilar un local para poner en práctica todos estos planes, no deben olvidar pensar en la garantía, un tema muy difícil de enfrentar, al menos en el pasado. Hoy en día, gracias a organizaciones como OPC, en donde sus brókeres brindan asesoramientos sobre los últimos seguros de caución para garantías de alquileres, es mucho más fácil conseguir un local.

Antes de seguir adelante con el proyecto hay que preguntarse qué tipo de espacio de enseñanza queremos crear: ¿apoyo escolar y universitario? ¿enseñanza directa del idioma? ¿clases de conversación? En nuestra opinión todas estas áreas se pueden cubrir por más pequeño que sea el local. Lo más importante es la organización, relacionada con planes de trabajo y creación de grupos, sin dejar tiempo adicional disponible para los alumnos que desean tomar clases individuales.

 

¿Qué ofrecer al principio?

Cuando pensamos en la primera oferta para promocionar nuestro espacio de enseñanza de inglés, lo más adecuado es pensar en todas las técnicas eclécticas que hoy en día se usan para hacer más atractiva la enseñanza. Por eso, una buena opción para empezar, además de las clases de apoyo, son los clubes de conversación: grupos de alumnos que desean animarse hablar y mejorar el idioma a través de estos encuentros. Naturalmente, existe una variedad de opciones y la creatividad el profesor que se dedica a poner un instituto va a aportar mucho de su personalidad en el plan de trabajo.

Ahora, sin el impedimento de las garantías para alquileres comerciales (ver más detalles sobre los seguros de caución en http://segurosdecauciones.com.ar/seguro-alquiler/no hay límites para desarrollar las opciones más atractivas para los alumnos potenciales.

 

 

 

Un testimonio que ratifica el valor del inglés en el ámbito laboral

En nuestro portal siempre subrayamos cuán relevante es dominar el idioma inglés en cualquier rubro comercial o profesional en el cual nos desempeñemos. En repasos anteriores hemos señalado que en cualquier ámbito el manejo de esta lengua puede determinar el éxito o el fracaso, la posibilidad acceder a un puesto de trabajo, e incluso lograr un ascenso. En línea con estas consideraciones, en esta ocasión contaremos un hecho ocurrido en una escuela ubicada en la zona norte del Gran Buenos Aires, la cual tiene contratado el servicio de Clean Managers (http://www.cleanmanagers.com/), una empresa de limpieza con amplia experiencia en su rubro. Se trata de un caso que ratifica el valor del inglés en cualquier posición que ocupemos dentro de una compañía u organización.

La institución en cuestión es una escuela inglesa, destacada por su alto nivel académico, que usualmente recibe estudiantes de intercambio provenientes del Reino Unido. El trabajador en cuestión es Daniel, un operario de limpieza que, gracias manejar el inglés, literalmente pudo salvar la vida de un estudiante británico. ¿Hablar inglés puede salvar una vida?

Era mediodía y Daniel hacía su habitual repaso en el pasillo cercano al comedor. Entonces se acercó a él un estudiante de intercambio que había llegado hace muy pocos días a la institución, que en primera instancia intentó comunicarse en español con Daniel pero que a medida que fue incrementándose su malestar sólo dijo palabras en inglés. El estudiante estaba sufriendo un ataque de epilepsia y, en su lengua natal, pedía a Daniel que se comunique con un servicio de auxilio médico y pidió que busque en la mochila suya el medicamento antiepiléptico. Daniel era el único que estaba en este pasillo junto con el estudiante: si no hubiera manejado el inglés, no hubiera podido comprender que el muchacho precisaba con urgencia tomar el medicamento de que estaba en su bolso. Más tarde llegó el servicio de asistencia médica y el estudiante de intercambio pudo recuperarse.

Es interesante notar que la mencionada empresa (ver más sobre la misma en el enlace) dispone de un centro de capacitación propio, en donde brinda conocimientos a sus empleados en forma periódica. En diálogo con este portal, Daniel manifestó su felicidad por haber logrado auxiliar a este muchacho. “Naturalmente, al ver su rostro y su estado general comprendí que precisaba atención médica. Aunque tener nociones de inglés me permitió saber que este chico necesitaba algo más, la medicina que tenía en un bolsillo de su mochila”.

El operario de limpieza nos cuenta que a los pocos días el estudiante se acercó a él y le agradeció en español, y que le confesó que en el momento de crisis no salían de su boca más que palabras en su lengua materna. Como fuere, acaso éste sea un caso algo extremo, pero que sin dudas sirve para dar cuenta de cuán relevante es el manejo de idiomas en cualquier ámbito laboral, y en diferentes situaciones a las que nos enfrenta la vida.

3 apps para aprender inglés y 3 testimonios de usuarios

En este portal nos apasiona el inglés, y teniendo en cuenta la gran popularidad de algunas aplicaciones para aprender este idioma hemos decidido realizar este repaso en el cual abordaremos los detalles de los casos más populares en este terreno: Duolingo, Babbel y Busuu. Tomaremos un testimonio en cada ejemplo: el dueño de una firma experta en mantenimiento de redes, el empleado de una empresa de comedores escolares, y una periodista que trabaja como free lance.

Comenzaremos por Duolingo, que es la aplicación más popular en lo que refiere a enseñanza de idiomas. En rigor, cuenta con más de 12 millones de usuarios alrededor del mundo, y se destaca por ser divertida, intuitiva y de uso sencillo. Daniel, un experto en mantenimiento de redes que es dueño de su propia compañía en el rubro, nos cuenta que comenzó a utilizar Duolingo en 2013, en los albores de su empresa. “Por entonces manejaba muy poco el inglés. Y comprendí que si quería hacer crecer mi empresa era imprescindible poder comunicarme en este idioma. Para mí Duolingo fue una gran solución, aunque creo que no reemplaza una buena cursada, sirve para afianzar muchos conocimientos. Y lo que más me gusta es que todo se presenta como si se tratase de un juego”. Lo que cuenta

Daniel es cierto: Duolingo es una plataforma que permite ir avanzando en diversas áreas y el progreso se plantea con ánimo lúdico. Además, los usuarios reciben motivaciones y premios para seguir avanzando. Eso sí: hay que ser constante, tomar lecciones cada día para que el sistema nos incentive aún más. Otro dato interesante de Duolingo es que no se restringe al inglés, y que cuenta con una gran cantidad de idiomas para aprender, desde los más tradicionales hasta casos curiosos como la posibilidad de aprender el Klingon que se habla en Star Trek.

El siguiente caso es el de Babbel. Con una denominación que remite al conocimiento de idiomas en forma directa, es una propuesta también atractiva que ha ganado visibilidad en el último tiempo gracias a una fuerte campaña de marketing y publicidad realizada por el desarrollador detrás de la app. Martín, que trabaja en Master Cook, una empresa argentina que ofrece servicio de viandas para oficinas y escuelas, nos dice que uno de los ítems en su currículo que le permitió acceder a este trabajo es su conocimiento del inglés. Y confiesa que si bien tomó clases en una institución de enseñanza de este idioma, mucho de lo que sabe es gracias a esta app. “Lo que más me gusta de esta aplicación es que se enfoca en los diálogos, es como un curso de conversación, y eso te permite salir al mundo, aprender no sólo cuestiones técnicas sin abordar la práctica”.

Según dicen desde Babbel, las lecciones se estiran por 15 minutos cada una, y fueron creadas por un equipo de expertos con la intención primordial de que el alumno aprender a comunicarse. Al igual que en Duolingo, hay una amplia variedad de idiomas para aprender allí.

La tercera app de la que hablaremos es Busuu. En verdad es más que una aplicación, es una comunidad online para aprender y/o profundizar los conocimientos en un idioma. Cuenta con una multiplicidad de niveles. El uso es gratuito, aunque algunos ejercicios especiales requieren de un pago. Andrea es periodista y trabaja en modalidad free lance para publicaciones de su país y del exterior. “El inglés es imprescindible para mí. No sólo para la redacción de artículos, sino para interactuar con editores de publicaciones que sólo hablan en aquel idioma. Y esta comunidad me ayudó a refrescar aquello que había aprendido en el secundario, y que con el paso de los años fui olvidando”.

Deseamos que estos casos hayan sido de utilidad para nuestros lectores, que podrán probar las mencionadas aplicaciones y enviarnos sus propios comentarios. ¡Los invitamos a hacerlo!

Por qué aprender inglés es fundamental para diseñadores de muebles

Nunca está de más enfatizar la importancia de saber un idioma como el inglés para aquellas profesiones que requieren estar a la vanguardia. En este sentido, los diseñadores de muebles que aspiren a que sus creaciones estén dentro de las tendencias internacionales, necesitan al inglés tanto para actualizarse con lo que ocurre en los centros urbanos más importantes, así también como para promocionar y comercializar sus productos en el mercado internacional.

Para conocer un poco más sobre el diseño de muebles originales consultamos al sitio: https://www.mueblaonline.com/. Desde allí nos responden que, en efecto, el diseño de muebles de vanguardia, aquellos que realmente generan curiosidad y otorgan un valor agregado a los ambientes, se mueven dentro de un mercado políglota en donde predomina el inglés.

Tengamos en cuenta que un diseñador de muebles que logre capturar la atención de este mercado, seguramente necesitará saber inglés para poder establecerse de manera firme en él. De otro modo, quizás, deberá resignar protagonismo frente a la competencia. La mayoría de las exposiciones internacionales, incluso las grandes tiendas, se sitúan en países en los cuales este idioma es, o bien la lengua nativa, o bien una especie de lengua franca.

Por eso nos parece interesante hacer mención sobre este tema, en especial para aquellos diseñadores que busquen explorar otros mercados además del nacional. En definitiva, es difícil imaginar la posibilidad de abrir una sucursal de ventas en estos países, o bien convertirse en proveedor de una gran tienda, sin manejar al menos correctamente el inglés.

Este tipo de oportunidades no pueden dejarse pasar bajo ningún concepto. La conectividad ha logrado que podamos conocer las creaciones de diseñadores de cualquier parte del mundo, casi al instante, pero las relaciones que puedan establecerse con los países con más tradición en términos de diseño, siguen efectuándose a través del idioma inglés.

Nuestro país cuenta con una larga tradición en el diseño de muebles innovadores, capaces de irrumpir en el mercado y ser apreciados como ejemplos de ingenio y originalidad. Aquellos que se desarrollen profesionalmente en este sector deben, en principio, estar preparados para asumir el compromiso que demanda el éxito. Aprender inglés es una excelente forma de contar con todas las herramientas imprescindibles para trascender el ámbito local.

Es interesante notar que son muchos los diseñadores que, en algún momento de sus carreras, necesitan irse a vivir al exterior, a veces para perfeccionarse, otras para trabajar. En ambos casos, saber inglés es decisivo para dar ese salto hacia una dimensión completamente diferente a la que puede ofrecer el mercado de nuestro país. A tenerlo muy en cuenta. Siempre es bueno estar preparado cuando las oportunidades se presentan.

Idiomas y negocios: La importancia de hablar en inglés, en cualquier rubro comercial

Hablar inglés o no hablar inglés, esa es la cuestión. Esta libre adaptación del lema shakesperiano con la que inauguramos este repaso aplica especialmente al mundo de los negocios, determinando el éxito o el fracaso de cualquier emprendimiento, sin importar su rubro. Desde un comerciante que vende indumentaria, aquellos que ofrecen sus servicios profesionales, quienes venden mesas y sillas de hierro desde una plataforma de venta online, productos tecnológicos, y cientos de etcéteras. En cualquier ámbito comercial, manejar inglés no es ya una apuesta sino una habilidad necesaria en el presente.

Hace un tiempo se repetía como una verdad evidente algo que aún no ha ocurrido: que conocer el idioma chino sería fundamental a la hora de hacer negocios, esto ante el evidente crecimiento de aquel país en términos comerciales. Sin embargo, el inglés sigue siendo el monarca en el mundo de los negocios, sin haber perdido ni es un ápice su carácter casi universal. De hecho, desde las grandes corporaciones del mundo hasta los negocios más pequeños valoran que sus empleados manejen este idioma. Ocurre que se trata de un conocimiento que, como hemos dicho, puede determinar una venta o el acceso a un puesto de trabajo.

Anteriormente mencioné el ejemplo de los muebles de hierro, no por un capricho, sino por una experiencia que me contaron y me pareció muy interesante. La compartiré aquí. Fui profesor de una mujer que había acudido a mis clases de inglés diciendo que consideraba fundamental hablar y comprender este idioma para que su negocio crezca más allá de la Argentina. Por entonces, no sabía que su empresa se dedicaba a la fabricación y venta de mobiliario en hierro. Años más tarde, en uno de mis viajes a Estados Unidos, estaba en la casa de una de mis sobrinas en Los Angeles, California. Ella me dijo que necesitaba equipar su jardín con muebles en hierro y que había encontrado una excelente vendedora en Buenos Aires, y que habían dialogado en inglés vía Skype, uno de los mensajeros más célebres.

Mi sobrina me pidió un favor: “¿Puedes seguir la transacción cuando regreses a Buenos Aires?”. Le dije que sí. Ella anotó la dirección de la página web de la empresa, https://www.hierroestilo.com.ar/, cuya sede está cerca de mi instituto de idiomas en Buenos Aires. Cuando fui a retirar los productos que luego envié vía courier, ¡oh sorpresa!, me encontré con mi vieja alumna. Ella había sido la que cerró un trato con mi sobrina, que no habla ni una sola palabra en español.

Siempre había dicho a mis alumnos que el inglés es un conocimiento clave para cerrar negocios, pero lo decía sin tener un ejemplo tan bueno como aquel. Desde que viví aquella experiencia, siempre comienzo mis clases contando el caso de mi alumna que vende muebles en hierro y mi sobrina estadounidense.

Clubes de conversación en cafeterías y restaurantes

Los métodos y las estrategias para el aprendizaje y la práctica del idioma inglés evolucionan con frecuencia al encontrar nuevas opciones para obtener mejores resultados o personalizar la herramienta de acuerdo con los alumnos.

De los antiguos métodos en los que solo se aprendía el idioma a partir de libros de gramática y la repetición de ejercicios, hasta el fanatismo absoluto por aprender solo a través de películas, en Argentina vimos diferentes movimientos educativos que tenían como objetivo el aprendizaje de una segunda lengua. Seguramente, cada uno en su momento aportó algo más al verdadero aprendizaje, y hoy en día podemos seguir avanzado para aprender mejor.

En la actualidad, cada vez más alumnos llegan a las instituciones de enseñanza del idioma con algún conocimiento de inglés que adquirieron en la escuela, o a través de su música y películas preferidas. Ese conocimiento previo es una ventaja, que con el nuevo material comunicativo que se utiliza para aprender la lengua inglesa en toda su medida, le permiten al alumno adquirir los conocimientos que necesita.

Conversación

Muchas personas que nunca hicieron cursos regulares de inglés creen que solo pueden aprender a hablar sin aprender sobre todas las habilidades relacionadas con la producción de un idioma. Naturalmente, cada persona tiene diferentes habilidades que está muy bien reforzar.

Hoy en día, los clubes de conversación están de moda, y realmente son una opción muy provechosa para los alumnos de todos los niveles. Los diferentes grupos, casi siempre con un moderador, se reúnen en cafeterías o restaurantes para compartir un rato distendido mientras hablan en inglés sobre diferentes temas. En Unaghi (http://www.unaghisushibar.com/), se reúnen algunos grupos adictos al buen sushi que con mucho empeño practican su inglés. En ese ambiente amigable, junto con comida japonesa de primer nivel y un buen trago, aprender es mucho más fácil.

Asimismo, tecnología que se aplica en el aula, ahora también se usa para encontrar grupos de práctica, no solo para el idioma inglés sino también para una gran variedad de idiomas que van desde el italiano, pasando por el francés y portugués hasta el ruso y chino, entre otros. Las redes sociales para programar encuentros incluyen aquellos que tienen como fin solo practicar inglés mientras se prueba las mejores cervezas artesanales o un buen café bien aromático en una de las tantas cafeterías de la ciudad.

Para estas reuniones, que tienen mucho de educativo y social, el entorno es tan importante como la conversación. Por eso, para los organizadores es significativo encontrar un espacio adecuado y divertido, pero en el que se pueda charlar sin demasiadas interferencias. Por lo tanto, desde sushi en Palermo hasta cerveza en Belgrano, todo es válido para conversar en inglés mientras se pasa un rato muy agradable.