Clases de inglés personalizadas, ¡ahora vía online!

En un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados y con ella también los emprendimientos, uno de los rubros no tan usuales y que abarca a los docentes, es dar clases particulares vía internet. Existe una amplia variedad de plataformas virtuales a través de las cuales se ofrece este servicio. Así que si ya sos docente y tu idea es generar un ingreso extra todos los meses, te recomendamos este proyecto. Incluso, si ya estás ejerciendo como maestro en una escuela, verás que te resultará mucho más fácil que si todavía no has estado frente a un aula, ya que dominarás mejor los contenidos y aprendizajes, así como las distintas herramientos didácticas. 

Si no conocés a nadie que te brinde ayuda respecto de servicios informáticos, te recomendamos a Tokman, una empresa confiable que ofrece soluciones tecnológicas a medida.

Por otro lado, podemos decir que la diferencia entre tu clase o grado (a las que los niños son enviados por sus padres) y las personas que toman un curso de manera online a través de internet, es que estas últimas realmente quieren aprender y saber el idioma (es su elección), por lo que seguramente te resultará más sencillo llegar al objetivo planteado. 

Una vez que hayas decidido incorporarte en este mundo, deberás determinar a qué público de estudiantes deseas llegar, si te inclinás por los más jóvenes o bien por los adultos. En algunos casos se suele tener grupos mixtos, pero siempre sugerimos que las clases sean dictadas a personas de un determinado rango de edad para que no haya confusión con los contenidos y porque es pedagógicamente conveniente.

A la hora de realizar la selección de contenidos a dar, procurá que el contenido sea entretenido y que los estudiantes se encuentren contentos con el material, sin que sea algo estresante o agotador. 

Otro punto a destacar, es que al momento de iniciarte como profesor de inglés online, vas a tener que saber un mínimo sobre el manejo virtual y también del uso de computadoras. De lo contrario, te resultará un poco (por no decir mucho) complicado. 

Si ya te decidiste, estaría genial que puedas abrir tu propia plataforma virtual para que tengas un espacio personalizado con tus alumnos. Para esto te recomendamos que consultes con un profesional que brinde servicios IT, ya que son ellos quienes están capacitados para realizar ese tipo de trabajo y abordar con responsabilidad las dudas que te puedan ir surgiendo. 

Deseamos que la información brindada haya sido útil para vos y que puedas compartirla con tus colegas. 

Recordá que nunca es tarde para emprender ¡Adelante!

El inglés y sus aplicaciones en el sector farmacéutico

Saber inglés propicia una gran cantidad de ventajas en casi todos los oficios y profesiones que podamos imaginar. Dentro del ámbito de la salud, y más precisamente en el sector farmacéutico, esto se hace visible de muchas formas. En definitiva, saber inglés equivale a utilizar una herramienta sumamente poderosa para estar un paso por delante de la competencia, ya que nos permite obtener información de forma más rápida y directa.

Hoy en día muchas farmacias cuentan con laboratorio propio (como puede verse en el ejemplo de Farmacia Técnica), lo cual equivale a que pueden realizar recetas magistrales y otros preparados diseñados específicamente por un profesional de la medicina. En este contexto los errores sencillamente no se admiten, así también como déficit en los niveles de actualización que constantemente recaen sobre este sector.

Papers, recomendaciones de las distintas organizaciones internacionales dedicadas a la salud, informes provenientes de los laboratorios más importantes del mundo, todo eso forma parte de la vida del profesional de la medicina y la farmacéutica, y en muchos casos esa información está disponible en inglés mucho antes de que se distribuyan sus respectivas traducciones al español.

Esto quiere decir que, al saber inglés, el profesional puede informarse de manera prácticamente inmediata sobre cuestiones que, de otro modo, habría desconocido hasta que se realicen las traducciones correspondientes. Recordemos que los avances y recomendaciones emitidas por los organismos internacionales pueden cambiar de forma radical la manera en la que vemos y utilizamos determinadas drogas y componentes.

Para los que quieran estudiar un poco más en profundidad la enorme complejidad que hoy en día poseen los trabajos de laboratorio en farmacias especializadas, por ejemplo, aquellas que efectúan preparados magistrales en sus propias instalaciones, pueden hacer clic aquí.

Volviendo al tema principal de este artículo, el inglés sigue siendo el gran idioma internacional de la medicina, y como tal debería ser asumido por los profesionales que se desarrollan en el sector de la salud, independientemente de la rama a la cual pertenezcan. Saber inglés no solo le permite al profesional estar al día con todos los avances, técnicas y recomendaciones, sino también delante de sus colegas en un ámbito realmente competitivo y donde es muy difícil avanzar con paso firme.

Sin embargo, nuestra recomendación no es llevar las cosas demasiado lejos, al punto de que usted deba cursar un traductorado técnico, sino más bien obtener los conocimientos necesarios para recibir, precisamente, la última información que influya sobre el ámbito de la salud en la cual se desarrolle profesionalmente.

Esto se logra con algo de esfuerzo, mucha voluntad, y profesionales en inglés que sepan trabajar específicamente sobre sus necesidades. Por suerte, en la actualidad hay excelentes institutos, y con horarios muy flexibles, que pueden asesorarlo de acuerdo a su caso en particular.

Todavía, es cierto, existe cierto margen de acción para aquellos profesionales que no saben inglés, pero también es verdad que ese margen se achica cada vez más con el transcurso de los años, y por eso es tan importante que todos los especialistas de todos los sectores estén preparados para los tiempos que se aproximan.

Restaurantes: el inglés como herramienta indispensable para atender a los turistas

El inglés y el sector gastronómico, al menos en países como el nuestro, donde el turismo es uno de los rubros más provechosos en materia económica, caminan de la mano desde hace ya muchos años. Contar con algunos empleados que manejen correctamente el idioma inglés puede darle un verdadero salto de calidad a su restaurante.

Para no cometer la imprudencia de hacer afirmaciones temerarias hemos consultado con el Restaurante Lalín, el cual se especializa en cocina española, desde donde nos comentan que, efectivamente, muchos turistas de habla inglesa llegan al establecimiento cada semana. Esto, naturalmente, implica dos posibles acciones de parte del empresario gastronómico.

O bien dejar que la comunicación entre el restaurante, en este caso, a través de un empleado, se produzca como en una especie de torre de Babel, donde predominan las señas y la intervención de terceros que buscan traducir e interpretar el mensaje, o bien contar con el recurso de algunos empleados que manejen con corrección el idioma inglés.

Tomemos por ejemplo un restaurante de grandes dimensiones, bien establecido en el sector, en un barrio importante como Congreso (como el que puede verse aquí: https://restaurante-lalin.com.ar/restaurant-congreso/).  Ahora bien, acto seguido imaginemos la cantidad de turistas de habla inglesa que recorren esa zona todos los días. Sin dudas un restaurante con esas características, y que además pueda atender a los turistas hablando en su propio idioma, le daría un tremendo salto de calidad.

De este modo vemos que el inglés es simplemente una herramienta más para atender al turista, hacerlo sentir cómodo, y seguramente lograr que nos recomiende. El verdadero alcance de una recomendación de este tipo es algo que no podemos medir con exactitud. Hay personas muy influyentes, que incluso se dedican al turismo gastronómico, que verdaderamente podrían aportar muchísimo a la economía de nuestro restaurante con una simple recomendación en sus redes sociales.

La idea no es desviar los recursos de su restaurante, en absoluto, sino más bien dotarlo con las herramientas necesarias para actualizarse en una ciudad que se alimenta cada vez más del turismo. No es necesario que todos sus empleados manejen el idioma, sino quizás parte de su personal jerárquico, quien se encargará de atender a estos turistas con toda la corrección que amerita el caso.

Si vemos este tema desde una perspectiva aún más amplia, podemos pensar que la situación actual de nuestra moneda, en comparación con la de los países de habla inglesa, nos vuelve un destino realmente apetecible para el turismo. Esto significa que probablemente en los siguientes años sigamos recibiendo a más y más turistas llegados desde estas regiones.

Y lo que es aún más importante: una de las principales motivaciones del turista que llega a la ciudad de Buenos Aires desde cualquier país de habla inglesa es, justamente, nuestra gastronomía. Saber tratar amablemente a estos invitados, y también darles el valor agregado que supone llegar a un país lejano y ser interpelado en su propia lengua, es algo que seguramente se traducirá en un mayor nivel de prestigio y reconocimiento para su restaurante.

El inglés, el idioma de la informática

En pocos rubros o industrias es tan clara la necesidad de manejar con destreza el inglés, como en el caso de la informática. Sin duda, el primer idioma natural para los profesionales y los trabajadores de estas áreas es el anglosajón.

En principio, porque los términos utilizados y los lenguajes de programación son en su inmensa mayoría en inglés, aprender estos oficios tiene entre sus requisitos fundamentales conocer los niveles de esta lengua.

No se trata solamente de memorizar la orden que se da con cada línea de código para ser un buen programador, sino también entender su sintaxis y esa interpretación sólo es posible si se profundiza en la profundización de esa lógica.
Algunos desarrollos no pueden ser cabalmente entendidos si solo se observa el código, es necesario cierto ejercicio mental e interpretativo que requiere conocimientos en otro nivel.

Otro aspecto a considerar es que este tipo de capacitaciones permiten leer y entender la documentación oficial y la librería de un determinado programa informático, algo que suele ser bastante necesario para quienes se especializan en estos temas.
Por otro lado, aún hoy las primeras actualizaciones, noticias y novedades en este rubro aparecen primero en inglés. Huelga decir que mantenerse siempre al corriente de los cambios y los avances en este sector es una necesidad para cualquier profesional relacionado con la temática.

En efecto, no existe búsqueda de empleo relacionada que no tenga este conocimiento entre uno de sus requisitos fundamentales.
Además, conocer este idioma es sumamente necesario para solucionar problemas relacionados con el hardware y el mantenimiento de los equipos en general. En empresas especializadas en la reparación de aparatos informáticos, como Service Digital, confirman esta idea.

En estos casos, la necesidad de conocer las últimas innovaciones en repuestos e insumos es sumamente importante para poder disponer de un stock de elementos variados para dar respuestas a cada necesidad en forma ágil.
Esto se hace más patente en épocas en las que la importación de algunos componentes se vuelve más complicada, debido a los costos y los cambios en las políticas.

Por eso, una alternativa creciente es adquirir directamente de los proveedores internacionales los productos necesarios para el reemplazo de diferentes piezas y accesorios. Desenvolverse con soltura precisa del inglés.

El software también aporta en el mismo sentido. Pensemos en las notebooks y computadoras de escritorio y la gran cantidad de programas y aplicaciones disponibles en la actualidad.
Actualizaciones, aplicaciones incompatibles, virus son apenas algunos de los inconvenientes más comunes. En este enlace se puede ver más sobre los potenciales problemas que pueden afectar a estos equipos para poder dimensionar la importancia de contar siempre con información fresca.

Por eso, para los profesionales. poder participar activamente en foros y sitios especializados de todo el mundo es una gran ayuda para lidiar con programas y versiones tan diversas.

Las novedades más importantes, sobre todo de gurúes y empresas especializadas, utilizan este lenguaje en primera instancia para transmitir los avances e innovaciones. En no pocas ocasiones es menester acceder a esos datos en forma instantánea para resolver un problema.

Cada vez se necesitan más traductores para investigaciones en medicina estética

Una de las ventajas de cursar el traductorado de inglés, desde ya, con las especializaciones del caso, es la posibilidad de trabajar para el sector de la salud, y particularmente dentro de la medicina estética propiamente dicha. Los profesionales de este sector necesitan estar actualizados, tanto en términos de nuevos tratamientos como de nuevas aplicaciones en tecnología, y esto implica, generalmente, la necesidad de leer estudios e investigaciones que se publican en inglés.

En este sentido hemos consultado con el centro de medicina estética Cimec, quienes nos confirman que, en efecto, los papers e investigaciones académicas constituyen una necesidad de primer orden para el profesional de la salud que se desarrolla dentro de este sector. Desde nuestra perspectiva, naturalmente, el tema se resume a una excelente salida laboral para el traductor de inglés que cuente con las herramientas formativas necesarias para traducir documentos con valor académico y científico.

Nuestros país cuenta con una buena cifra de traductores trabajando en este contexto, aunque de hecho el mercado está constantemente abierto a nuevos miembros, sobre todo debido a la alta demanda en términos de material académico. Si hablamos de salidas laborales rápidas para aquellos que se proponen aprender inglés a un nivel profesional, sin dudas éste es uno de los principales beneficios que podríamos citar en nuestro país.

Ahora bien, tengamos en cuenta que el ámbito de la salud, y de la medicina estética en particular, está atravesado por permanentes cambios y actualizaciones en cuanto a medicamentos, tratamientos, aparatología, y eso implica la permanente publicación de material fresco, a menudo a través de organizaciones internacionales, con lo cual en muchos casos se requiere la presencia de un traductor.

Tomemos un ejemplo práctico para darnos una idea aproximada de la función que cumple el traductor dentro de la salud: la criolipolisis (en este enlace se puede ver más: https://cimec.com.ar/criolipolisis/), un tratamiento en medicina estética que se encuentra entre los más elegidos por el público, y que en décadas pasadas prácticamente no existía, demanda una constante actualización de parte de los profesionales médicos, es decir, de material pasa por las manos de un traductor.

Tal como podemos ver, la medicina estética es un sector sumamente amigable con los traductores de inglés, y nada parece indicar que ese vínculo se vea reducido en los próximos años, sino más bien todo lo contrario: con la salida al mercado de nuevos tratamientos y de nueva tecnología, se requerirán más traductores especializados para nutrir al sector de la salud con material fresco.

También es importante señalar que para poder llevar a cabo este tipo de traducciones se deben cursar las especializaciones correspondientes, que pueden variar dependiendo del área de la salud a la que hagamos referencia. Más allá de eso, es justo situar esta opción entre las más elegidas por los estudiantes de la actualidad, casi con el mismo nivel de popularidad que el traductorado literario, con lo cual nada hace suponer que el ámbito de la salud en Argentina sufra algún tipo de padecimiento por falta de profesionales que le suministren el material que requiere.

El instituto de idiomas en la era digital

¿cómo se pueden captar nuevos alumnos en una institución de idiomas cuando la oferta de centros de enseñanza es tan amplia? El marketing digital representa un gran aliado para las escuelas de idioma, si se mide en términos de costo, alcance y calidad; sin embargo, antes de establecer cualquier estrategia primero es indispensable conocernos y valorarnos, para luego darnos a conocer.

Sin lugar a dudas, antes de establecer el camino a transitar es indispensable que la escuela de idiomas se conozca y se defina a sí misma. Esta idea nada tiene que ver con cuestiones poéticas sino todo lo contrario, implica tener la capacidad de poner en pocas líneas muy concretas, quiénes son, qué los caracteriza y, al mismo tiempo, qué los diferencia del resto de instituciones abocadas a la enseñanza de idiomas.

Resuelto este primer e indispensable paso, estamos más cerca de lograr que el marketing digital haga parte del trabajo.

El marketing educativo, especialización nacida con el advenimiento de la necesidad misma y la amplia oferta educativa, indica que se debe filtrar al máximo en busca de la esencia de la escuela de idiomas para explotar esa ventaja competitiva que la hace única.

Por ejemplo, ¿la escuela apunta a niños o adultos? Es evidente que la toma de decisiones será muy diferente de acuerdo con esta simple respuesta y el lugar en el que la institución debe decir presente, también.

Desde la agencia Posicionate, especialista en marketing digital, nos refieren que no alcanza con decir “escuela de inglés” o “experiencia de tantos años” para lograr un posicionamiento; es preciso ir a fondo explotando la especificidad de la institución.

A partir de ahí, es posible establecer una adecuada estrategia a fin de conseguir una presencia más activa en internet, lo que se podrá traducir en nuevos clientes para la institución. Agencias de posicionamiento, como la web https://posicionamiento-seo.com.ar/agencia-digital-seo/, puede ayudar a implementar una estrategia de marketing digital efectiva.

Las redes sociales y la estrategia

La presencia en las redes sociales es indispensable como fuente de participación. Allí, la acción requiere una sutil conjunción de posicionamiento orgánico y también de pago. La escuela de idiomas puede ser, por ejemplo, la aliada experta que da un conocimiento mínimo, incitando a los interesados a saber más, pero ese conocimiento más profundo se logra siendo alumno o adquiriendo tal capacitación.

Este contacto con los destinatarios puede hacerse a través de videos interactivos si se apunta a un público más joven o en Facebook, si el objetivo es captar al mercado mayor, ofreciendo algún e-book con una temática determinada como, por ejemplo, “consejos de viaje para profesionales”.

En tiempos en los que las redes sociales tienen tanto peso en la sociedad a la hora de tomar una decisión, resulta indispensable que los alumnos puedan dar su experiencia y testimonio de cómo la escuela de idiomas los ayudó de manera puntual.

Recurrir a los alumnos como influencers genera una mayor empatía y credibilidad en cuanto a la propuesta educativa que tiene la escuela de idiomas, conformando una de las estrategias más poderosas al momento de captar nuevos seguidores o clientes.

Capacitarse para crecer

Al momento que una empresa comienza un proceso de crecimiento entiende que debe contemplar varios aspectos para que este se dé, entre ellos lo relativo a la contratación y a la capacitación del personal. La mayoría de las búsquedas laborales tienen como condición, y en algunos casos excluyente, el dominio de algún idioma, por lo general preferentemente el inglés.

En conversación con directivos de Leplak,una  empresa especialista en tratamientos antihumedad, nos comentan acerca del beneficio que representa tener personal que maneje el idioma inglés como herramienta básica para poder entablar las distintas relaciones comerciales que hoy el mercado propone. Contactarse y entenderse en un mismo idioma abre nuevas puertas, facilita el diálogo y los vínculos para nuevas oportunidades de negocio. El ejercicio de comercialización se torna más cómodo, fluido, ágil y eficaz para con clientes o proveedores.

Una empresa logra posicionarse diferente cuando su personal está bien capacitado. Por tal motivo es importante contemplar un plan variado de capacitaciones a la hora de trazar un proyecto institucional o empresarial. De más decir que en lo personal instruirse es un punto más en una carta de presentación, una motivación que probablemente te dará ventaja por sobre otro a la hora de postularte para un puesto de trabajo. Y en efectos corporativos es una valiosa herramienta que mejorará todos los procesos y objetivos empresariales.

En qué radica el posicionamiento de una empresa, para transformarla en líder. El profesionalismo tiene que ver no solo con la incorporación de nuevas e innovadoras tecnología, no solamente con adquirir maquinarias de última generación, sino también con pensar en el aspecto humano del equipo de trabajo que implica, permanente capacitación y apuntar a mejorar la calidad de atención y rendimiento del personal.

A continuación y a modo de ejemplo se ve perfectamente plasmado en el siguiente enlace (https://www.leplak.com/productos) de una empresa argentina dedicada a la venta de placas antihumedad que logró ser competitiva y destacarse entre las de su segmento habiendo conjugado a la perfección todos los componentes necesarios para ubicarse como líder en el mercado.

Para alcanzar esa competitividad y apuntar alto es importante trabajar sobre cada uno de los procesos, y apostar en el patrimonio más grande que posee una empresa que es el capital humano. Sacarle brillo a sus capacidades y talentos. Moldear las dificultades y transformarlas en posibilidades. Descubrir las habilidades y poner en juego las emociones. Estar atentos y alertas al entorno. Adaptarse al medio y entender a la competencia. Capacitarse siempre con un objetivo superador, adquirir herramientas nuevas, y mantenerse actualizado para responder a los desafíos y optimizar los procesos productivos.

Una empresa líder, tiene que tener un valor agregado, un plus, un aspecto que la haga sobresalir por sobre el resto. Una compañía número uno debe poner el eje en fomentar el crecimiento y enriquecer las características personales de sus empleados, generar lazos saludables y sinceros para que sea sana la interacción entre ello, con los clientes y sus proveedores.

Habrá empresa líder en la medida que la pirámide entera ponga el acento en la superación personal, que las estrategias corporativas acompañen este concepto y las prácticas adopten este sistema para lograr resultados de calidad diferenciadores.

9 de cada 10 españoles cree que dominar el inglés propicia mejores condiciones laborales: testimonios alrededor del mundo

Una encuesta realizada recientemente por la escuela online de inglés ABA English arroja interesantes conclusiones respecto a la relevancia de este idioma en el mundo de los negocios y en diversos ámbitos profesionales, datos que son coincidentes con aquello que siempre remarcamos en Lenguaje Propio: que el inglés es una herramienta fundamental en cualquier ámbito profesional y en cualquier emprendimiento.

De acuerdo a la mencionada encuesta, el 87 por ciento de los españoles considera que dominar el inglés propicia mejores condiciones laborales. Y no se trata de uno de estos informes con una escasa base de consultados: las encuestas fueron realizada entre más de 4600 trabajadores.

Desde IBR, un especialista en venta y alquiler de departamentos en Buenos Aires (Izrastzoff ) , coinciden en señalar que el inglés es la lengua de los negocios. Según señalan, el sector inmobiliario no es una excepción y, en tanto, el dominio del inglés aparece como una de las claves para crecer y no perder clientela siendo que muchos de los clientes en dicha ciudad provienen del exterior y agradecen cuando un asesor domina el “idioma universal”. Comprendemos de esta forma que no se trata de una aptitud solamente valorada en las grandes compañías o en las multinacionales. De esto también da cuenta el dueño de Estampa Bella, una fábrica de remeras estampadas, quien sostiene que saber inglés le ha permitido ser más rentable al poder negociar con proveedores del exterior y así conseguir materia prima más económica.

Resultado de imagen para habla ingles

El antes mencionado informe de ABA English agrega más datos de interés. Por ejemplo, que 4 de cada 10 encuestados cree que dominar el inglés es una variable que permite negociar mejor el salario. Y también avanza hacia lo más lógico: más del 40 por ciento ha admitido que su bajo nivel de inglés ha derivado en perder oportunidades laborales, desde conseguir un nuevo puesto hasta quedar fuera de la consideración para un ascenso.

Si la mirada se restringe a los consultados entre los 20 y los 44 años, el 78 por ciento dice que hace uso del inglés en su trabajo, una cifra irrebatible. Volvamos en este punto sobre nuestros testimonios. Desde Estampa Bella cuentan que cuando comenzaron con su emprendimiento no creyeron que ser una “firma bilingüe” les ayudaría a ganar más. “Cuando pensás en una fábrica de remeras no te detenés a pensar que el inglés es un conocimiento necesario. Ahora, no exijo que los nuevos empleados incluyan inglés avanzado en su currículum, aunque sí les pagamos un curso para que adquieran este conocimiento”, cuentan.

Desde la mencionada inmobiliaria en Capital Federal (más detalles sobre ellos en este enlace https://www.izr.com.ar/alquilar-propiedades), opinan en la misma dirección al señalar que una de las variables fundamentales para ofrecer un asesoramiento experto es manejar el inglés. Esto se comprueba, nos dicen, con más facilidad en el sector inmobiliario donde los clientes muchas veces no son del propio país sino que provienen del exterior; aunque se trata de una verdad evidente para la mayoría de los rubros comerciales y profesionales.

El inglés es el rey: 3 testimonios lo confirman

En lenguajepropio.com.ar no nos cansaremos de decirlo: ¡el inglés abre puertas, el inglés es el monarca en el reino de los idiomas! Más allá de las ventajas a la hora de viajar, el manejo de este idioma es fundamental en el ámbito laboral. Ayuda a ser más productivo y en tanto más rentable, permite conquistar nuevos mercados y clientes, y acceder a más y mejores puestos de trabajo.

Son múltiples los informes que coinciden en el hecho de que el conocimiento de idiomas, con el inglés a la cabeza, es el principal requisito en muchas empresas. Un estudio de la consultora Randstand demostró que 8 de cada 10 vacantes para ocupar puestos medios y directivos exigen conocer un segundo idioma. Y lo repetimos, ese idioma es generalmente el inglés.

En lo que sigue repasaremos 3 testimonios que confirman lo que nosotros afirmamos: que el inglés es el rey. Repasaremos la experiencia de una médica profesional con larga experiencia en centros de estética y rejuvenecimiento; el testimonio de un profesor de guitarra que dicta clases particulares y grupales; y el caso de un camarero que atiende en un concurrido café ubicado en el centro neurálgico de Buenos Aires.

Resultado de imagen para ingles

El mozo –así le llamamos a los camareros en la Argentina- es Raúl, que nos cuenta su experiencia relacionada al manejo del inglés. “Cuando a los 19 años empecé a trabajar en bares y restaurantes como mozo, no tenía ni remota idea de que hablar inglés sería beneficioso para mi trabajo. Hoy tengo 64 y ya podrás imaginar que mi experiencia es larguísima: nunca dejé de trabajar de esto. Hace más de 30 soy mozo en un café que está ubicado en una de las zonas más concurridas del centro de la Ciudad de Buenos Aires, y me arriesgo a decir que por estas mesas pasan más extranjeros que porteños”, cuenta Raúl y agrega: “Creo que cada día, con los clientes hablo más en inglés que en español”. El camarero dice que al comienzo conoció palabras sueltas y muy básicas, como “cofee” o “please”, pero que con el paso de los años ya mantiene conversaciones con los turistas. Y que sin importar de dónde vengan, el idioma común es el inglés.

Mariana es médica profesional y en su carrera se ha dedicado a la medicina estética. Con larga experiencia en este ámbito, asegura que el inglés siempre ha sido un aliado para ella. “Desde la consulta de bibliografía, hasta la asistencia de congresos del área en el exterior, e incluso en el trato con algunos pacientes que no son locales. El inglés para mí ha sido fundamental, y lo seguirá siendo”, sostiene Mariana. Y comparte una experiencia que vivió durante sus primeros años como profesional, cuando un paciente estadounidense –que poco y nada hablaba de español- llegó a uno de sus consultorios consultando por el plasma rico en plaquetas, un tratamiento que ha ganado popularidad en los últimos años por su efectividad para rejuvenecer el aspecto del rostro, reducir estrías y cicatrices, e incluso en tratamientos capilares. “Yo estaba comenzando mi carrera como profesional, este hombre me hablaba del tratamiento de plasma en inglés, mezclando sólo algunas palabras en español, y yo no lograba comprenderlo ni comunicarme. Ese paciente jamás volvió a mi consultorio, y desde el momento en que me despedí de él supe que tenía que estudiar inglés. Y pronto”.

Nicolás es músico y tiene un rebusque: las clases particulares de guitarra. En algunos años ha logrado tener un fiel grupo de alumnos, y por la ubicación de la sala en la cual dicta sus clases (en el barrio de Palermo, en Buenos Aires) son cada vez más los alumnos extranjeros que acuden a él; ocurre que aquella es una de las zonas con mayor cantidad de hostales en la ciudad. “Sabía que el inglés es importante en las empresas, que cuando presentás un currículum es casi imprescindible que allí diga en letras claras que hablás el inglés sin problemas. Pero en mi trabajo comprendí que este idioma no sólo es universal porque se habla en todo el mundo, o casi, sino que también es universal en términos laborales. Desde aquellos que aspiran a un puesto en una multinacional, hasta un muchacho como yo que dicta clases de guitarra en una salita ubicada en Palermo”.

El lugar adecuado para enseñar inglés

Es verdad que se puede enseñar inglés en cualquier parte, en un cuarto de estar, en la mesa de un café o hasta en un parque. Sin embargo, el lugar ideal es siempre un espacio en el que se tengan todos los elementos necesarios para ofrecerles a los alumnos las mejores herramientas para el aprendizaje.

Muchos profesores de inglés sueñan con tener un lugar propio para trabajar con sus alumnos. Aunque si sueñan a lo grande seguramente imaginan una instituto o escuela de inglés, por lo que pueden empezar a desarrollar su sueño en un sencillo local a la calle. La mejor forma de imaginar ese primer espacio es pensarlo como un aula, por lo que no va a ser necesario un lugar demasiado grande.

Si realizamos una lista imaginaria sobre qué necesitamos para enseñar inglés, vamos a incluir el material de estudio base en donde encontraremos el contenido básico para cada nivel, pero sin dejar de usar la imaginación para agregar todos los condimentos necesarios para que el proceso de aprendizaje sea divertido y productivo. Para lograrlo, vamos a necesitar de dispositivos de audio y de videos (computadora, laptop, tablets, etc.)

Los que se ya están decididos a alquilar un local para poner en práctica todos estos planes, no deben olvidar pensar en la garantía, un tema muy difícil de enfrentar, al menos en el pasado. Hoy en día, gracias a organizaciones como OPC, en donde sus brókeres brindan asesoramientos sobre los últimos seguros de caución para garantías de alquileres, es mucho más fácil conseguir un local.

Antes de seguir adelante con el proyecto hay que preguntarse qué tipo de espacio de enseñanza queremos crear: ¿apoyo escolar y universitario? ¿enseñanza directa del idioma? ¿clases de conversación? En nuestra opinión todas estas áreas se pueden cubrir por más pequeño que sea el local. Lo más importante es la organización, relacionada con planes de trabajo y creación de grupos, sin dejar tiempo adicional disponible para los alumnos que desean tomar clases individuales.

 

¿Qué ofrecer al principio?

Cuando pensamos en la primera oferta para promocionar nuestro espacio de enseñanza de inglés, lo más adecuado es pensar en todas las técnicas eclécticas que hoy en día se usan para hacer más atractiva la enseñanza. Por eso, una buena opción para empezar, además de las clases de apoyo, son los clubes de conversación: grupos de alumnos que desean animarse hablar y mejorar el idioma a través de estos encuentros. Naturalmente, existe una variedad de opciones y la creatividad el profesor que se dedica a poner un instituto va a aportar mucho de su personalidad en el plan de trabajo.

Ahora, sin el impedimento de las garantías para alquileres comerciales (ver más detalles sobre los seguros de caución en https://segurosdecauciones.com.ar/seguro-alquiler/ no hay límites para desarrollar las opciones más atractivas para los alumnos potenciales.